20 de Octubre de 2017
Máx. Min.
Actualidad 23 de Mayo de 2015

Un mensaje para todos

Montevideo. El país está en medio de una gran pulseada histórica; por tanto, todos debemos entender que esta realidad sobrepasa caudillismos y viejas y nuevas estructuras partidarias.

Actualidad 23 de Mayo de 2015

Un mensaje para todos

Montevideo. El país está en medio de una gran pulseada histórica; por tanto, todos debemos entender que esta realidad sobrepasa caudillismos y viejas y nuevas estructuras partidarias.

Montevideo-Sergio Abreu/TodoElCampo – El corto plazo nos consume. Y eso es preocupante, porque ignoramos o queremos ignorar, que vivimos en un tiempo en que viejas ideas que parecían inmutables han sido derrumbadas.

Obama es más popular que los Castro en Cuba; el Papa es argentino; los chinos son los primeros exportadores de bienes del mundo y los principales socios comerciales de Brasil; Venezuela y Maduro van a vender hasta la silla de Bolivar porque el valioso " unguento petrolero" ya no financia ninguna " tilinguería" ( como decía mi abuela) de renovados socialismos.

EEUU y Europa viven una crisis estructural. La fiebre migratoria no tiene contención; el fanatismo religioso mata seres humanos como mosquitos; el terrorismo se ha globalizado.

Por otro lado, el narcotráfico, la corrupción y la concentración de poder nos muestran en nuestra región de gobiernos “progresistas” (Lula, Dilma, Cristina, Bachelete. Maduro, Ortega etc.) que siguen buscando el enemigo afuera, mientras destruyen los valores que dan sentido a sus sociedades , enfermos de soberbia, intolerancia y corrupción.

Lo peor del capitalismo los absorbió y lo mejor del socialismo se esfumó.

Mientras tanto, sindicalistas y muchas Ong viven compitiendo por parcelas de poder que nada tienen que ver con el interés general (es decir, con los problemas del pueblo "que anda y arde en la calle").

En este escenario, como primera respuesta se acude a la renovación y se piensa que con eso alcanza para cambiar.

No es así, la renovación no surge de la cédula de identidad ni del discurso caudillista amparados por etiquetas mentales del pasado que profundizan la pereza mental para no pensar.

La educación, el conocimiento la innovación y la productividad son los motores de un nuevo orden (o desorden si quieren); por eso, las sociedades, y en especial la nuestra, se dividen entre los que saben y pueden y los que no saben y no les queda otra que recurrir al Estado para que los mantengan con la plata de los que “se rompen el lomo” trabajando y financiando un aparato estatal, transformado dijera Octavio Paz, en un ogro filantrópico e ineficiente.

La juventud no se proclama se atiende!! , aunque hasta ahora, lamentablemente, lo superficial, lo fácil, lo inmediato rinde más electoralmente que pensar, estudiar y aportar.

Tan es así, que un señor, desconocido hasta ahora, superó los 200.000 votos en Montevideo, más que los que obtuvo la señora de Mujica y otras estructuras partidarias.

¿Qué significa eso? Simplemente, un hecho político protagonizado por la gente. Un mensaje para todos.

Mientras tanto el país tiene que ser gobernado, porque está en medio de una gran pulseada histórica; por tanto, todos debemos entender que esta realidad sobrepasa caudillismos y viejas y nuevas estructuras partidarias.

Liderazgo, firmeza, humildad, transparencia y formación para tomar decisiones se reclaman, fundamentalmente, desde el silencio descreido de las nuevas generaciones.

Por ese motivo lo más importante no es definir quién se perfila en cada Partido para ser candidato, porque una posición no es un privilegio, es una responsabilidad que se asume para construir una historia que nos haga más humanos, más sensibles y mejor preparados.

Mi reflexión es, que todos tenemos que empezar a ser medidos por esa vara, y sobre todo, a involucrarnos, porque una sociedad es viable si las nuevas generaciones son mejores que las que las precedieron.

¡Así de simple y de complejo!

¡Buen fin de semana!

Compartir en: