20 de Agosto de 2017
Máx. Min.
Economía 16 de Abril de 2016

Tres claves que explican el precio del dólar. ¿Qué podemos esperar para el resto del año?

Si acercamos un poco más la mirada y observamos a Brasil en una profunda crisis económica, resulta difícil suponer que el fortalecimiento del real se extienda en el tiempo.

Economía 16 de Abril de 2016

Tres claves que explican el precio del dólar. ¿Qué podemos esperar para el resto del año?

Si acercamos un poco más la mirada y observamos a Brasil en una profunda crisis económica, resulta difícil suponer que el fortalecimiento del real se extienda en el tiempo.

Cr. Lic. Gonzalo Gatti Irastorza*-Montevideo/Finanzas Uruguay/TodoElCampo –El jueves 14 de abril el dólar cerró en nuestra plaza de cambios a un promedio interbancario billete de $ 31.339, aumentando un 0.5 % en los últimos 5 días hábiles. La cotización de la divisa norteamericana se comportó a la baja a lo largo de toda la semana cayendo por debajo de los $ 31 para finalmente dar un fuerte salto en el día de ayer producto de una sensible mejora en la liquidez de plaza. La primera explicación entonces de este dólar más moderado se encuentra en una falta de pesos en plaza que se ha visto reflejada en la tasa “call” para préstamos a un día entre bancos en niveles sostenidos del orden del 30 % a lo largo del presente mes pero que tendería a bajar significativamente en lo que resta de abril. Los pesos eran muy atractivos y los inversores para adquirirlos se desprendían de dólares afectando la cotización de la moneda estadounidense en nuestro país.

La segunda clave para explicar un dólar más barato en el presente mes de abril fue la confirmación de un enlentecimiento en el proceso de suba de tasas en los EE.UU. como ya hemos comentado en nuestros informes anteriores. El mundo desarrollado está en problemas y la recuperación de sus economías es lenta y compleja. De todas maneras estamos observando un interesante incremento del precio internacional del barril del petróleo que se está acercando a los U$S 45 en su cotización Brent y que le podría allanar el camino a la FED para aplicar nuevos ajustes de su tasa de interés. Recordemos que el precio del petróleo incide en los niveles de inflación de todo el mundo y EE.UU. necesita un incremento promedio de precios más firme para normalizar su política monetaria.

La tercera clave de esta “primavera” que se está observando en la cotización de nuestro dólar es la profundización de la crisis política en Brasil donde el juicio político a su presidenta Dilma Rousseff es casi inminente. Sería esperable, ante una crisis política y económica, que se produzca una suba del tipo de cambio pero en Brasil está sucediendo exactamente lo contrario debido a que se asocian los problemas económicos a una mala gestión de Dilma. Esta semana la comisión especial para resolver si se proseguía con el proceso de “Impeachment” (juicio político) votó a favor y el tema ahora va a la cámara de diputados. Cuando se incrementan las probabilidades de destitución de la mandataria el real se fortalece y esto es lo que ha pasado en los últimos cinco días hábiles, con una caída del dólar del orden del 6% en el mercado de cambios norteño. Si bien Uruguay sigue caro en términos históricos con Brasil, este fortalecimiento del real le ha quitado presión a nuestro dólar y es la por lo tanto la otra gran explicación del actual comportamiento de nuestro tipo de cambio.

¿QUE PODRÍA PASAR CON EL DÓLAR EN URUGUAY PARA EL RESTO DEL AÑO?

Analizando las tres claves anteriores, en primer lugar no esperamos grandes cambios en la velocidad de la normalización monetaria del Banco Central norteamericano pero tampoco suponemos un freno en la misma si el petróleo se sigue recuperando como hasta ahora. EE.UU. sabe que las tasas casi nulas le quitan credibilidad al sistema económico y financiero mundial  por lo tanto si la inflación mejora deberíamos observar nuevos ajustes al alza en su tasa de referencia.

Si acercamos un poco más la mirada y observamos a Brasil en una profunda crisis económica, resulta difícil suponer que el fortalecimiento del real se extienda en el tiempo aún si hay un cambio en la conducción de su gobierno. En algún momento entendemos que el real se debería debilitar nuevamente  y pensamos que eso podría suceder en los próximos meses.

Finalmente, analizando nuestro mercado interno ya hemos visto cómo reacciona el dólar ante una mejora en la liquidez de plaza. La economía uruguaya se ha deteriorado notoriamente y por lo tanto no hay mucho margen para una mayor apreciación del peso uruguayo.

El combate a la inflación no puede realizarse eternamente a través de la caída del dólar ya que se podría dañar aún más la economía. Acá sin dudas las decisiones políticas serán determinantes en la futura evolución del billete verde pero suponemos que el gobierno aceptará niveles de inflación de dos dígitos siempre que sean inferiores al 12% que es el nuevo techo en los Consejos de Salarios.

Concluimos entonces que la cotización de la divisa norteamericana seguirá en ascenso más allá de cierta volatilidad que se podría seguir produciendo en el corto plazo. Nuestro piso sigue siendo en un dólar a $ 35 para fin de año y que no tiene un techo claramente definido dada la alta incertidumbre tanto local, como regional e internacional.

(*) El Cr. Lic. Gonzalo Gatti Irastorza es el responsable de Finanzas Uruguay que se puede seguir en la web www.finanzasuruguay.com.uy

Compartir en: