19 de Agosto de 2017
Máx. Min.
Economía 18 de Diciembre de 2015

Transportistas dicen que el MTOP aplica una política netamente recaudadora

Los transportistas no entienden los criterios que se aplican sobre las multas que coloca el MTOP. "Cuando paramos frente a un puesto de control del MTOP tenemos miedo porque sabemos que nos van a parar y que algo nos va a pasar".

Economía 18 de Diciembre de 2015

Transportistas dicen que el MTOP aplica una política netamente recaudadora

Los transportistas no entienden los criterios que se aplican sobre las multas que coloca el MTOP. "Cuando paramos frente a un puesto de control del MTOP tenemos miedo porque sabemos que nos van a parar y que algo nos va a pasar".

Hébert Dell’Onte Larrosa-Montevideo/TodoElCampo – La Asociación de Transportista de Carga del Uruguay (ATCU) entiende que en los puestos de control del MGAP se maneja una política “netamente recaudadora” que no los deja trabajar. Por otra parte Diego Valverde, presidente de la referida Asociación definió que la situación de los transportistas es “bastante difícil”.

El 5 de agosto la Comisión de Transporte y Obras Públicas del Senado integrada por los senadores Carlos Camy (presidente), Patricia Ayala, Daisy Tourné, Germán Coutiño y Luis Lacalle Pou, recibió una delegación de ATCU integrada por el presidente señor Diego Valverde, el vicepresidente señor Gerardo Testa, el secretario Daniel Rodríguez y Rafael Indarte, Walter Achaire, Nicolás Ponde y Josue Vinay.

En el día de ayer TodoElCampo consultó al señor Diego Valverde sobre la vigencia de lo expresado en el encuentro con los senadores, señalando que todo continúa vigente y que  en realidad se ha “agravado” al punto de haberse programado un paro para el día lunes 17 de agosto el que fue desactivado el viernes 14 de ese mes a instancias del ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, que pidió un tiempo, el que le fue concedido. Antes que finalice la primera quincena de enero la ATCU se reunirá para intercambiar opiniones sobre los pasos a seguir.

En el encuentro con los senadores Valverde dijo que el transporte de carga “está viviendo  una situación bastante difícil” debido a varios factores, uno de los cuales es el combustible.

“El combustible es una carga pesada”, dijo, y agregó que no hay fiscalización en la frontera por lo que ingresa combustible a $ 18 el litro que compite con el uruguayo.

Otro tema que incide en perjuicio del transporte es “la subvención que recibe la barcaza, la que compite con el transporte de carga, y el combustible sin IMESI con el que cuentan Montes del Plata y Botnia, lo que también hace una diferencia en cuanto a los fletes”, dijo Gerardo Testa.

EL MTOP TIENE UNA POLÍTICA “NETAMENTE RECAUDADORA”

Rafael Indarte se refirió a las “políticas de transporte” que se aplican, las que “están impactando mucho” sobre la actividad transportista.

Dijo no entender los criterios que se aplican sobre las multas que coloca el MTOP. “Cuando paramos  frente a un puesto de control del MTOP tenemos miedo porque sabemos que nos van a parar y que algo nos va a pasar”, dijo

Recordó que “durante mucho tiempo” han denunciado “la política que aplica el Ministerio”, pero el ministro Víctor  “Rossi no nos quiere escuchar”.

El pesaje y el control del mismo es un situación de tensión. Explicó que “la mayoría de los cargadores no tiene puesto de pesaje, ni siquiera balanza de plataformas, y en la actualidad el Ministerio nos pesa en una balanza por eje. Entonces aunque viajemos con una carga menor a la que podemos transportar la multa nos cuesta un dólar por kilo, o sea que si nos pasamos 200 kilos en un eje debemos pagar U$S 200 de multa”, describió.

En otro orden, “si un día nos olvidamos de pasar por SUCTA, vamos a la frontera con un camión y hacemos mal el trámite en la Aduana y quedamos dos días trancados. Cuando volvemos tenemos que pasar por el Ministerio y pagar 25 unidades reajustables por la unidad tractoras y 25 más por la unidad de remolque, es decir 50 unidades reajustables, en el entorno de los $ 44.000”.

Esa es la política que aplica el Ministerio de Transporte en los puestos de control, “a nuestro entender netamente recaudadora” y “no nos deja trabajar. Con nosotros no se aplica una política de educación, de control (…), sino de carnicería”, subrayó Indarte.

El presidente de ATCU, Diego Valverde, acotó que esa situación no la viven sólo los asociados a esa institución sino “el transporte en general”.

CRISIS EN EL AGRO Y SOBREOFERTA DE CAMIONES.

Uruguay cuenta con 32.000 unidades profesionales de carga habilitadas por el MTOP, “son demasiadas para el trabajo que hoy tenemos” dijo el vicepresidente de ATCU, Gerardo Testa.

Sin embargo reconoció que ese número de unidades “se siente más porque venimos de una época de bonanza donde el trabajo abundaba, ahora empezó a flaquear y se obtienen ganancias más magras, por lo tanto, se nota la diferencia”.

Una de las soluciones o paliativos al problema del exceso de camiones consiste en el “cierre de registro” o en su defecto “una regulación de la cantidad de vehículos que conforman el parque automotor”.

“Lo que queremos es un cierre de registro de  empresas y la entrada de camiones cero kilómetro solamente por sustitución”, complementó Valverde.

“Es decir que si alguien quiere comprar un cero kilómetro dentro de la ronda del universo de camiones que existe en el país, otro tendrá que salir. Entonces ahí se puede ir escalando, o sea que la venta se pueda hacer entre profesionales. De repente el que quiere renovar a cero kilómetro está dejando un camión con 6 o 7 años que a otro colega de más abajo, que anda con camiones más viejos, le puede servir, y así sucesivamente se puede llegar a la sustitución para mejorar el parque automotor sin aumentar la cantidad de camiones”, explicó.

En otro orden el presidente de ATCU, Diego Valverde, se refirió a las dificultades actuales del agro, lo que se siente a nivel del transporte.

“Lamentablemente la producción ha fracasado por varias razones, una de ellas es por el clima que nos viene jugando en contra, lo que en años pasados fue a favor. Lo mismo sucede con las negociaciones en el mercado internacional. Los rindes  de la soja fracasaron, el trigo se pudrió y el arroz vino con buen rinde pero todavía está en los galpones porque los negocios internacionales de alguna manera han fracasado”, describió.

Por eso el cierre de registros sería una medida positiva, “pero no en forma definitiva sino temporalmente”.

Rafael Indarte señaló que cuando los senadores recorren el país habrán visto que “en épocas de zafra no se puede andar por las carreteras debido a que hay un camión tras otro”.

Pero cuando “esos veinte días se terminan los camiones se engalponan y están dos o tres meses sin uso, hasta la nueva zafra”, lo que implica pérdidas para la empresa. Sin embargo “incluso trabajando todos los días –como lo hacen algunos que son de Montevideo o de la zona metropolitana– no podemos cubrir los gastos”, dijo.

Cuando la zafra es buena tenemos “cortos períodos” de trabajo: “20 días la de trigo y de 25 la de soja” y el “50 % del parque automotor de camiones se mueve en esa tarea”

Ahora “avizoramos un futuro de pérdida de plazas laborales. Incluso muchas empresas ya han mandado gente al seguro de paro”, advirtió, “no obstante eso “no se habla de esas cosas”, lamentó el gremialista del transporte.

APORTE PATRONAL CERO.

La media no es nueva ni es inventada por los transportistas ya que fue implementada en otras oportunidades.

Por “la crisis que estamos pasando en este momento y la que se avecina” consideramos “plantear  la posibilidad de manejar en un corto plazo, como se hizo en 2005 o 2006, un aporte patronal cero. Sería una forma de darle aire al sector. Es una idea que aportamos para aliviar este mal momento que se está pasando”, propuso Indarte.

“Las dificultades que tenemos hoy son mucho más grandes que las que tuvimos en 2002”, añadió Valverde. “Si mal no recuerdo, el aporte patronal era del 12,5 % y se bajó al 0 % en la crisis de 2002 para tratar de paliar la situación. Y esto ocurrió desgraciadamente por un paro que se hizo en 2005 y 2006 y el Ministro Rossi nos quitó el 0 % y aplicó el 7,5 % a modo de penitencia”, concluyó.

Compartir en: