19 de Octubre de 2017
Máx. Min.
Actualidad 25 de Julio de 2014

Terminó un nuevo taller

Horacio Jaume: "Acaba de terminar otro taller sobre progenie, Evaluación de los Diagnósticos de Gestación Vacuna, en Inia Treinta y Tres. Mediante el mismo se pretende tener una idea de cuál va a ser la cosecha de terneros este año".

Actualidad 25 de Julio de 2014

Terminó un nuevo taller

Horacio Jaume: "Acaba de terminar otro taller sobre progenie, Evaluación de los Diagnósticos de Gestación Vacuna, en Inia Treinta y Tres. Mediante el mismo se pretende tener una idea de cuál va a ser la cosecha de terneros este año".

Montevideo-Horacio Jaume/TodoElCampo – El calendario de eventos agropecuarios está conformado por distintas actividades. Muchas de ellas especificas con el sector y otras más amplias que abarcan más actividades.

Este calendario va desde exposiciones, lanzamientos de cosechas y jornadas (Buiatria). Ejemplo de ello son las realizadas por Inia o la misma  Facultad de Agronomía. Dicho calendario está bastante estructurado y no es fácil de entrar en él. Porque en definitiva, quien da el visto bueno, es la gente y así lo convierte en un clásico. 

De esa forma lo logró ExpoActiva, la Feria del Repuesto de Interagrovial o las jornadas Erro en Dolores. Uno se puede preguntar, ¿cuál es el camino a recorrer?, porque en definitiva todos quieren lograr eso. Los mensajes deben ser entendidos y la gente encargada de llevarlos a cabo debe tener la virtud, por encima de su capacidad, de explicarlo de una manera sencilla. 

Acaba de terminar otro taller sobre progenie, Evaluación de los Diagnósticos de Gestación Vacuna, en Inia Treinta y Tres. Mediante el mismo se pretende tener una idea de cuál va a ser la cosecha de terneros este año. 

¿Quiénes son los encargados de llevar adelante dicha instancia?

Un grupo de veterinarios de campo, que recopilan de múltiple maneras la mayor cantidad de datos posibles. De esa forma,  consultando a colegas, terminan volcando en el taller la información y tratan de sacar conclusiones. Dicha instancia lleva doce años; en los cuales estos profesionales han logrado los datos “arriba de los tubos”; son gente reconocida por su propia actividad y saben hacerse entender. 

El año pasado asistieron a este taller técnicos norteamericanos, más concretamente del estado de Oklahoma. Se trataba de profesores de renombre mundial que quedaron impresionados por los temas que se trataron y por ello, invitaron a los organizadores a conocer su país y sus formas de trabajar. Eso nos asegura que en los talleres se genera una excelente calidad de información, y no por nuestro juicio, sino el de ellos. 

En definitiva todos los años en Treinta y Tres hay un evento que trata, hasta ahora, la producción más importante de nuestro país. Sin embargo, no logra terminar en convertirse en un clásico. Se podrán esgrimir todo tipos de argumentos, que van de los económicos, sociológicos y culturales, hasta el tipo que usted quiera. Pero todos ellos van a tener que enfrentar los resultados o verdades muy fuertes. 

En primer lugar, desde la Ing. Quintans, hasta el último profesional que participa, están absolutamente consustanciados con el medio en el que trabajan y son reconocidos por el mismo. Todos ellos ejercen su profesión de forma liberal. 

Existe un paquete tecnológico que no exige inversiones costosas y que está basado en el manejo. Todos aquellos que lo practican, o lo han puesto en marcha, logran mejores resultados siempre. O sea, que los mismos se mantienen en el tiempo. Ese paquete tecnológico que a mí me gustaría llamarlo “prácticas de buen manejo”, es independiente del tamaño. O Sea, que hay productores grandes, pequeños y medianos, que abalan estas prácticas. 

Cuando finalizó este nuevo taller, me fui con un sabor agridulce en la boca. Agrio, porque no logramos romper esa media que sirve de justificativo para los errores que se cometen. Dulce, porque si bien los números nos mueven, hay algunos indicios. Como el no insistir con las vaquillonas falladas o la comprobación que los productores “prolijos” siempre están por encima de la media. 

Lo otro, que saco en conclusión, es que existen reglas de oro. “El invierno siempre llega”, Ing. Jaime Rovira; “las vaquillonas tienen memoria (si pasan mal el primer invierno)” Ing. Graciala Quintans; y “no pretendan que yo con una aguja, le dé lo que les tiene que entrar por la boca”, un veterinario amigo mío.

Compartir en: