17 de Agosto de 2017
Máx. Min.
Actualidad 11 de Setiembre de 2013

Sin indiferencias y sin resentimientos

Sergio Abreu: "Ni todas las críticas son justas, ni todas las excusas son válidas. Lo que es cierto es que la improvisación, la corrupción y el clientelismo han estado en todas las filas. ¡Sin excepción!".

Actualidad 11 de Setiembre de 2013

Sin indiferencias y sin resentimientos

Sergio Abreu: "Ni todas las críticas son justas, ni todas las excusas son válidas. Lo que es cierto es que la improvisación, la corrupción y el clientelismo han estado en todas las filas. ¡Sin excepción!".

Sergio Abreu/TodoElCampo – El recuerdo de Saravia no es un mensaje de sectarismo o de provocación a otras corrientes políticas; es parte de un pasado que ayudó a construir, a partir de las diferencias el Uruguay democrático actual.

Todos tenemos nuestras referencias que veneramos con respeto; los blancos, los cívicos, los colorados y el Frente Amplio.

Un gran mal le haríamos al país del futuro si viviéramos refugiados en la nostalgia o alimentando resentimientos que a nada conducen.

Nuestro desafío hoy es hacer un "mea culpa" por lo que hicimos mal y nos ha transformado en un país con enormes fallas en la educación, la seguridad y la salud. Hacer el esfuerzo de no buscar en los demás a los responsables de nuestra crisis de valores; y sobre todo, reconocer que todos contribuimos a la perdida de la confianza del pueblo en los políticos.

Ni todas las críticas son justas, ni todas las excusas son válidas. Lo que es cierto es que la improvisación, la corrupción y el clientelismo han estado en todas las filas. ¡Sin excepción!

Es necesario volver a la seriedad, la tolerancia, la profesionalidad y la transparencia en toda la actividad política, tanto desde la oposición, como desde el gobierno.

Se tiene que empezar con una campaña profunda y permanente en reducir gastos públicos innecesarios como cientos de cargos de particular confianza, partidas de secretaría en el Parlamento, dinero para la compra de los diarios, el cobro del doble sueldo de titular y suplente, etc., etc.

Podrá decirse que es una propuesta demagógica, sin embargo, es una señal que nos ayuda a todos, en especial a los descreídos, que son más de lo que creemos.

Un país diferente no se construye con indiferentes ni con resentimientos; se rehace desde una conciencia cívica crítica pero constructiva. Y desde gestos simples y concretos.

Todos tenemos obligaciones y no solo derechos.

Adelante con Fe.

(Fotografía de Sergio Abreu en la Expo Prado 2013).

Compartir en: