23 de Junio de 2017
Máx. Min.
Actualidad 21 de Setiembre de 2013

Simplemente fuegos artificiales

Horacio Jaume: El camino es largo y si bien la calidad de nuestras carnes es buena y los factores diferenciales como la trazabilidad son muy importantes, hay que ser perseverante y prolijo porque es de largo aliento.

Actualidad 21 de Setiembre de 2013

Simplemente fuegos artificiales

Horacio Jaume: El camino es largo y si bien la calidad de nuestras carnes es buena y los factores diferenciales como la trazabilidad son muy importantes, hay que ser perseverante y prolijo porque es de largo aliento.

Horacio Jaume/TodoElCampo – Uruguay va a Anuga que es una de las principales ferias o la principal feria de la carne.

Nuestro país entendió y lo hizo muy bien que hay que marcar presencia.

Los espacios se ganan, en un mundo tan competitivo donde nadie regala nada, los lugares hay que conquistarlos y mantenerlos.

De acuerdo a informes que nos llegan, el Instituto Nacional de Carnes (Inac) ha encarado un plan de marketing a nivel internacional, que va desde restaurantes temáticos hasta taxis en Londres.

Llamamos a nuestros deportistas que triunfan en distintas partes del mundo para que con su imagen respalden a nuestros productos. 

Los Forlan, Urrutia y la propia selección de fútbol han tenido un papel protagónico importante.

Los encargados de esta área saben que el camino es largo y que si bien la calidad de nuestras carnes es buena, y los factores diferenciales como la trazabilidad son muy importantes, hay que ser perseverante y prolijo porque es de largo aliento.

Cuando digo de largo aliento, decimos que es por encima de los buenos o malos momentos.

Nuestro país está asumido como productor de carne por lo tanto lo que se haga en esa orientación será poco.

Los costos son importantes, pero bien vale la pena el esfuerzo.

¿A qué se debe todo esto?

Una vez que uno encuentra el punto, hay que ir hacia él. Nadie puede discutir que nuestro país es entre otras cosas ganadero exportador. Salvo que alguien demuestre lo contrario.

Esta actitud hay que aplicarla en toda la extensión de la cadena productora. Para poder entrar en Corea o Japón hay que tener terneros, siempre. De la misma manera que a la promoción uno no puede desatenderla a la cría no puede ignorarla.

La meta debe ser que nuestras plantas trabajen a pleno, que el tema sea como producir más, que lleguemos a los mercados con las garantías con las que promocionamos nuestros productos.

La realidad nos muestra otra cosa.

Las promociones en el exterior no son baratas y se ha hecho un muy buen trabajo con poca plata pero si no tenemos ganado, de poco servirá esa excelente labor que están haciendo y que no debe de parar.

Pero si no logramos tener una ganadería pujante y seria, solo tendremos  fuegos artificiales.

Compartir en: