22 de Julio de 2017
Máx. Min.
Actualidad 30 de Setiembre de 2016

Si no lo veo, no lo creo

La última Ley de Rendición de Cuentas quitó beneficios a los buenos pagadores de MEVIR, y como si fuera poco, medidas dispuestas por el sindicato de la construcción afectan directamente a familias que trabajan en la construcción de sus viviendas.

Actualidad 30 de Setiembre de 2016

Si no lo veo, no lo creo

La última Ley de Rendición de Cuentas quitó beneficios a los buenos pagadores de MEVIR, y como si fuera poco, medidas dispuestas por el sindicato de la construcción afectan directamente a familias que trabajan en la construcción de sus viviendas.

Horacio Jaume/Montevideo-TodoElCampo- El doctor Alberto Gallinal Heber fue un hombre que se destacó en muchas cosas, que ejecutó, y cuya principal obra, sin lugar a dudas, fue la Comisión Honoraria Pro Erradicación de la Vivienda Rural Insalubre (MEVIR). La meta era, nada más y nada menos, que erradicar los rancheríos, una obra de cuna rural, ahí se inspiró y por eso nació. Por esta razón, todo lo que suceda o afecte a su entorno tiene o causa un efecto muy especial.

Días atrás nos comentaban que en la última ley de Rendición de Cuentas se le quitó un beneficio otorgado en 2002 por MEVIR a aquellos con construcciones efectuadas en medio del campo. Era un premio al buen pagador. ¿En qué consistía dicho beneficio?, en que si usted era un buen pagador, una deuda de 20 años la podía pagar en 15. O sea, que cada cuatro años le regalaban uno.

Consultada la directora de MEVIR, la señora Cecilia Bianco, argumentó que los tiempos actuales son otros y que los afectados no son muchos. Si pretendemos que nuestra gente se afinque en la campaña, el mensaje que se está dando es muy malo. Y como si fuera poco, la señora Bianco no debe estar muy bien informada de cómo es la situación del sector agropecuario hoy.

Pero como en todas las cosas, el coctel no sería perfecto si no le ponemos algo de gremialismo; ese sindicalismo hoy ensoberbecido y mimado. El Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (SUNCA), resolvió no trabajar los fines de semana; por lo tanto, aquellos que peonaban para hacer su casa, dirigidos por los expertos (SUNCA), tampoco podrán hacerlo sin perder un jornal en su trabajo, ya que también tienen prohibido pagar a alguien para que trabaje por ellos.

Es difícil imaginarse aquel MEVIR solidario y cristiano apoyando al que realmente trabaja y quiere vivir mejor; frente a esta realidad donde supuestamente se trata de ser un administrador férreo frente a quienes más lo necesitan.

Cuesta ver al SUNCA diciendo que su “weekend es sagrado” cuando lo único que demuestra es una gran incapacidad para resolver el problema de la gente que trabaja los fin de semanas. Si no lo veo, no lo creo. 

Compartir en: