27 de abril de 2017
Máx. Min.
Sergio Abreu 08 de julio de 2014

Senado debate proyectos negativos para Uruguay

Sergio Abreu: La ley de medios, el Código Aduanero y el proyecto sobre juegos de azar son tres iniciativas graves y dañinas que cuentan con el apoyo de las mayorías transitorias y regimentadas del oficialismo.

Montevideo-Sergio Abreu/TodoElCampo – El mundial inundó nuestras vidas y parece que hay que postergar todo hasta que termine.

Sin embargo, en el Senado se quiere aprobar sobre tablas un proyecto de ley de medios el cual tiene características fascista yes tan peligroso como inconstitucional, mal redactado, antiguo, autoritario y consagratorio de más monopolios de Antel, sin las mayorías especiales requeridas por la Constitución.

Se quiere impulsar también un nuevo Código Aduanero contradictorio con el equívoco Código del Mercosur que atenta contra la actual operativa de puertos.

Además, se habla de un proyecto de ley sobre juegos de azar que significa un un fuerte impacto sobre los valores de la sociedad , y que también parece tener nombre y apellido.

¡Cuidado con el mal que se puede hacer con mayorías transitorias y regimentadas!

No voy a acompañar ni un artículo de la Ley de Medios, y menos aún la ley del Código Aduanero. Y ni qué hablar sobre la ley de juegos de azar.

Las dos primeras se imponen por acuerdos entre el propio Frente Amplio fuera del Parlamento por tanto cualquier aporte positivo que se quiera hacer desde la oposición rompe el equilibrio alcanzado entre cuatro paredes.

La otra es un instrumento destructivo de la juventud que ignora la tendencia al vicio del juego en nuestro país e incorpora tecnología y acceso a un vicio social sin limitaciones.

LOS CAMBIOS QUE SE VIENEN.

Se vienen tiempos renovadores, de dirigentes, de estilos y de formas de dirigir y administrar los partidos. Pero sobre todo, de terminar con la improvisación y las etiquetas mentales que colocan a unos y otros a la derecha o a la izquierda de lo que no se sabe.

El gobierno y sus candidatos no quieren debatir. Y eso no es pelearse con el otro porque es de otro Partido. Es responder frente al derecho que tiene todo ciudadano de saber que piensan los candidatos y como responden de sus conductas en publico.

Aportar con seriedad y fundamento no es dar ventaja a nadie; es pensar más allá de una elección. Es opinar y hablar de lo que se sabe, es agredir sin nombrar y es nombrar sin agredir.

Con ese espíritu vamos a encarar la elección; que se puede ganar o perder en más urnas, pero permite construir e impulsar un Proyecto de País sin que en lo esencial nadie quede sin aportar sus ideas.

Un país por la positiva es eso. Construir armonías y combatir la intolerancia, la soberbia y la falta de estudio de los problemas básicos del Uruguay.

El poder sindical ya sabe donde está el enemigo y reconoce que la lucha de clases es destructora del capital y de los empresarios existentes, principalmente del mediano y pequeño emprendedor.

Lo dicho es fundamentalmente un aporte a la reflexión. Los tiempos que vienen nos encontrarán como siempre, dándole al país todo lo que se puede y al gobierno lo que merezca.

Compartir en: