28 de abril de 2017
Máx. Min.
Actualidad 24 de febrero de 2017

Según Vázquez Melo no se pronostican lluvias hasta el miércoles 1°

El meteorólogo Diego Vázquez Melo en su informe meteorológico especial afirma que las probabilidades de tormenta, lluvia o viento son extremadamente bajas. Persistirá "ola de calor".

Montevideo - TodoElCampo- A la fecha y, a partir de la información meteorológica disponible, puede afirmarse que es extremadamente baja la probabilidad que, hasta el próximo miércoles 1° de marzo (inclusive) y, en el Uruguay, se registren fenómenos meteorológicos generalizados de tormenta, precipitación y viento, asociados a frentes, líneas de inestabilidad o depresiones atmosféricas.

Sin embargo, dado que durante el período indicado persistirá en la región una masa de aire cálido, húmedo e inestable, es altamente probable que se registren tormentas dispersas o “tormentas en masa de aire” (alguna puntualmente fuerte), que podrían generar fenómenos meteorológicos intensos, pero de corta duración y efectos muy localizados (en “mangas”, bandas o franjas).

Ello significa que la mayor parte del territorio nacional no los experimentaría; sin embargo, donde ocurran, podrían generar daños. A priori, el litoral oeste y la zona centro-sur, durante la tarde, reunirían las condiciones de inestabilidad más favorables para su ocurrencia.

Posteriormente, durante el jueves 2 y viernes 3 de marzo, un frente frío produciría tormentas y lluvias, más generalizadas, que se extenderían gradualmente desde el suroeste hacia el noreste del Uruguay. El ingreso de una masa de aire relativamente más fresca y seca determinaría el fin de la ola de calor antes indicada.

Por otra parte, resulta oportuno señalar que, hasta el miércoles 1° de marzo (inclusive), persistirá en el Uruguay la actual “ola de calor” (días consecutivos con temperaturas mínimas diarias iguales o superiores a 22°C y temperaturas máximas diarias iguales o superiores a 30°C). Por ello, durante las tardes, el “índice de calor” superaría los 45°C en el litoral oeste y los 34°C en el sureste del territorio nacional, pudiendo contribuir a generar uno de los casos más graves de hipertermia llamado “golpe de calor”. El mismo se manifiesta principalmente en: bebes, niños menores de un año de edad, adultos con enfermedades cardíacas o renales crónicas y personas que realizan actividad física intensa.

Nota: los síntomas más comunes del “Golpe de Calor” son: temperatura corporal superior a los 39°C, boca seca, sed intensa, sudoración excesiva, calambres musculares, dolor de cabeza, mareos, náuseas/vómitos y agotamiento o debilidad. Para evitarlo se recomienda, en general: reducir al mínimo la exposición directa al Sol, ubicarse en ambientes ventilados, usar ropa holgada de fibra natural, hidratarse frecuente y abundantemente, no consumir alcohol ni comidas de lenta digestión (o “pesadas”) y evitar los ejercicios físicos intensos.

 

Foto: Maria Ines Hiriart/Focouy

Compartir en: