20 de Noviembre de 2017
Máx. Min.
Actualidad 09 de Setiembre de 2015

Se viene el Prado

Montevideo. Montevideo empieza a usar una expresión que hasta ahora estaba reservada para los productores, "vivimos en un país caro"; esto es sencillo. El dólar subió y el poder adquisitivo de la gente bajó.

Actualidad 09 de Setiembre de 2015

Se viene el Prado

Montevideo. Montevideo empieza a usar una expresión que hasta ahora estaba reservada para los productores, "vivimos en un país caro"; esto es sencillo. El dólar subió y el poder adquisitivo de la gente bajó.

Montevideo-Horacio Jaume/TodoElCampo – El mes de setiembre se caracteriza por mandar señales claras que generalmente vienen atadas a la esperanza.

Termina el invierno, los días ya son más largos, las pariciones están cerca, la cosecha de lana ya está encaminada, se ajustan detalles para las cosechas de invierno y se comienza a afinar las de verano.

Este es el marco general en que uno se mueve; pero esta vuelta el tablero se movió, algunas piezas decayeron y otras hacen equilibrio.

Como si esto no bastara, se tiene que aprobar el presupuesto quinquenal y la situación está complicada.

Tratemos de ir en orden, tuvimos una seca de otoño importante que se metió adentro del invierno. Las cargas de nuestros campos eran importantes, la mayoría de los ganados eran jóvenes, y eso demoró su preparación. O sea, teníamos cabezas de ganado y no animales para faena; la agricultura forrajera no ha tenido el desarrollo deseado, por lo tanto parte de ese panorama hizo que los ganados se deterioraran.

Frente a esa realidad, el gobierno compró ración para distribuir ya que el panorama se complicaba.

Por otro lado, el mercado de los comodities también sufrió cambios, la leche, el arroz y los granos en general derrumbaron sus precios y aquello que parecía eterno, no lo era y por lo tanto la administración Vázquez primero y Mujica después que habían gobernado en la abundancia, se percataron que la situación era otra.

Días atrás un programa político analizaba la situación actual y comentaba su conductor, que en los últimos años no había invitado a economistas porque ésta, la economía, andaba bien y había crecido en porcentajes antes no conocidos.

Montevideo empieza a usar una expresión que hasta ahora estaba reservada para los productores que es "vivimos en un país caro"; esto es sencillo. El dólar subió y el poder adquisitivo de la gente bajó.

El presupuesto nacional está seriamente afectado ya que los productos de exportación cotizan menos y el gasto público es alto, y pretenden subirlo más.

¿Hasta dónde se puede estirar la goma?

El presidente no logra contener los pedidos y tampoco logra hacerse entender. En setiembre según el calendario del agro de nuestro país, comienza la expo prado. La cabaña nacional reina en Montevideo; por única vez en el año la ciudad va a ver a los animales.

Más de 500 mil personas pasan por el predio del viejo barrio montevideano, que ya es un clásico.

En dicho predio, donde compiten las distintas razas, donde cabañeros y criadores muestran todo lo que tienen, donde la emoción muchas veces corta las palabras, y donde el martillo de algún rematador puede llegar a romper algún record, en ese mismo lugar, tanto el ejecutivo como la Aru, hacen oír sus mensajes.

Los desafíos son grandes y nuestro país está  atrasado en muchos puntos como infraestructura, caminos, puertos, carreteras, y ferrocarril que esperan pacientemente. Se debe de producir más pero los gremios quieren más. El prado es un buen lugar para medir todo esto como también poder ver una salida, siempre y cuando no se convierta en un gran circo romano.

Compartir en: