30 de marzo de 2017
Máx. Min.
Economía 25 de junio de 2016

Reino Unido abandona la UE afectando a todas las economías del planeta. ¿Y a Uruguay?

El signo de interrogación es muy grande y un BREXIT no debería ser tomado como una buena noticia. Somos parte del mundo y la economía global va de mal en peor,

Lic. Gonzalo Gatti Irastorza-Montevideo/Finanzas Uruguay/TodoElCampo – El peor temor de los mercados para este año se hizo realidad: sorpresivamente en el día de ayer la población del Reino Unido votó por una salida de la Unión Europea (UE) con el apoyo de un 51,9 % del total de votos emitidos, lo que representa casi 1,3 millones de votos de diferencia contra los que votaron por permanecer en el bloque.

El primer Ministro David Cameron, responsable de este referéndum con el  objetivo de sumar apoyos a su mandato, terminó “herido con su propia arma”. La ciudadanía eligió la opción contraria a su propuesta y por lo tanto Cameron decidió dar un paso al costado luego de conocerse los resultados en la madrugada de Uruguay.

¿De qué forma nos afectaría este nuevo y aún más complejo escenario internacional?

Lógicamente es muy pronto para saber a ciencia cierta todos los efectos que podría tener el BREXIT (“Britain exit”) en el mundo y en particular en nuestra región. Hay que observar cómo sigue todo esto ya que por ejemplo el Reino Unido se compone de cuatro países: Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

El BREXIT triunfó solo en Inglaterra y Gales pero el resultado afecta a todos, lo que podría traer problemas internos en el Reino Unido. En Escocia ganó por lejos la permanencia en la UE (solo un 38 % votó por el BREXIT contra un 62 % que apoyó la permanencia) y ya se comienza a manejar la posibilidad de una eventual independencia escocesa.

En Irlanda del Norte el apoyo al BREXIT fue del 44% mientras que el 56% de su población quería seguir en el bloque. Como se pueden imaginar, los problemas recién comienzan…

De todas formas, hay una frase que desde nuestro punto de vista podría aplicar bastante bien para Uruguay al menos en el mediano plazo: ¨a río revuelto ganancia de pescadores¨. Uruguay se ha beneficiado muchas veces de los problemas económicos del norte, con fuerte ingreso de capitales a la región. Si el impacto del BREXIT no daña la demanda internacional de commodities, fundamentalmente desde China por ser su principal consumidor, nuestro país se podría beneficiar de un período aún más largo de tasas de interés reducidas.

Recordemos que el principal miedo que tiene el equipo económico de nuestro  gobierno es que le suban las tasas de interés por una eventual pérdida del grado inversor.

Pues bien, con el lío político y económico que se avecina en el norte es muy probable que la FED difiera aún más su lento proceso de normalización monetaria. Nuestro país, aun perdiendo el grado de inversión, se seguiría financiando con el mundo a tasas relativamente reducidas por un largo período de tiempo, algo importante si tomamos en cuenta el elevado déficit fiscal que asciende al 4 % del PIB y que se agravaría con una suba de los tipos de interés. Por otro lado se podría extender por más tiempo el precio del barril del petróleo “barato”, situación que también beneficia a Uruguay vía abaratamiento de sus importaciones y reducción de presiones inflacionarias.

De todas formas, el signo de interrogación es muy grande y un BREXIT no debería ser tomado como una buena noticia si lo analizamos con una visión de más largo plazo. Somos parte del mundo y la economía global va de mal en peor, la volatilidad de los mercados ya no es una excepción sino casi la regla. El mismo euro podría correr cierto peligro si la salida del Reino Unido “contagia” a otros países por efecto dominó. Un mundo en constante incertidumbre no es bueno para nadie en el largo plazo y por ende no podemos afirmar que el BREXIT sea una buena noticia para Uruguay más allá de algunos beneficios puntuales de mediano plazo.

(*) El Cr. Lic. Gonzalo Gatti Irastorza es el responsable de Finanzas Uruguay.

Compartir en: