25 de abril de 2017
Máx. Min.
Ovinos 27 de julio de 2016

Productores de Durazno reclaman la reinstalación de las perreras

Mientras en julio cayó el número de abigeatos en el departamento de Durazno, se agravó el ataque de perros a las majadas que determinó la muerte de 139 animales

Durazno / TodoElCampo-Se desarrolló una nueva instancia por parte de la Comisión Departamental Asesora Honoraria para la Seguridad Rural de Durazno. En la misma, se dio la particularidad que participó por primera vez un representante del Poder Judicial. Además, la Policía Departamental brindó datos y se manejó la necesidad del retorno de las perreras municipales.

En entrevista con el periodista de Radio Durazno, Álvaro Aguiar, el Comisario de la Seccional 1ª, Luis Ayala, señaló que en el mes de julio los guarismos en abigeato se mantuvieron bajos, con apenas siete denuncias y la pérdida de 25 lanares en todo el departamento. En ese sentido, destacó la casi inexistencia de abigeato en vacunos, pero aclaró que al igual que los hurtos, es imposible pensar en que se puede erradicar totalmente el problema.  

En el caso particular de los ovinos, explicó que la mayoría de los problemas se dan en las adyacencias de los pueblos.

ATAQUE DE PERROS, LLAMADO A LA PERRERA

No obstante, la baja tasa de abigeato contrasta con los daños por mordeduras de perros, manifestó Ayala. Veinte fueron las denuncias de ataques en majadas, con 139 ovinos muertos. Se dio un caso donde en un solo establecimiento afectaron a 40 lanares en una noche.

En cuanto a ello, algunos integrantes de la comisión manifestaron la necesidad del retorno de la perrera estatal, la cual fue suprimida en 2009 tras insistencia de las ONGs protectoras de animales.

Para Ayala, el retorno de la perrera puede dar resultado como puede no darlo, pero adelantó que se invitará a los responsables de la Comisión Zoonosis Departamental, dependiente del Ministerio de Salud Pública (MSP), para buscar soluciones en conjunto.

Por su parte, el representante de la Liga de trabajo del Carmen (LTC), José De León, sostuvo que los canes producen situaciones inconvenientes que no permiten que la comunidad cuente con una adecuada situación de convivencia. Entonces, se reclama el retorno de las perreras, para que se actúe en forma coordinada entre el Poder Judicial, la Intendencia y la Policía, dijo.

Con ello, tras previa campaña de aviso, se comenzaría a capturar los perros vagabundos para ser castrados. Si bien De León no descarta ajusticiar a los animales, indicó que no es la finalidad, sino que dejen de causar problemas, tanto en las ciudades como en el medio rural. “La idea de la vuelta de la perrera seguramente tiene que amoldarse al mundo de hoy, tampoco ejecutar animales es agradable, pero creemos que la sociedad hoy tiene que rearmar su relacionamiento social”, apuntó y agregó: “yo no tengo una solución, pero quiero participar en la creación de ella”.

En ese sentido, el director departamental del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), José Luis Queirolo, señaló que la propuesta de reintegrar la perrera es eso, “es una propuesta y la valoro como propuesta”, apuntó.

Sin embargo, aclaró que la comisión departamental no puede tomar decisiones que escapen al funcionamiento actual y, en todo caso, se debe sugerir la propuesta a la Comisión Nacional Asesora Honoraria para la Seguridad Rural. “Esas son las reglas de juego”, subrayó, aunque reconoció que la comisión departamental tiene ciertas libertades.

Ante ello, Queirolo indicó que antes de hacer dicha sugerencia, se reunirán con Recordó que a partir de la presente Ley de Presupuesto se creó la Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (COTRYBA), que suplanta a la antigua Comisión Nacional Honoraria de Bienestar Animal (CONAHOBA). “Ya en su nombre implica un cambio”, enfatizó el integrante del MGAP, un nuevo concepto que implica la tenencia responsable. Asimismo, sostuvo que para ello es necesario el trabajo en conjunto y el apoyo de los actores privados.

Reflexionó que es un trabajo profundo, que llevará mucho tiempo, y que no es fácil de hacer, porque implica cuestiones sociales, económicas y culturales. “Cada animal suelto implica que hay una tenencia no responsable”, comentó y agregó que para encontrar soluciones no se debe buscar en instituciones, sino del “trabajo público privado”, finalizó.

Producción: Álvaro Aguiar

Redacción: Damián Musso Sosa

Compartir en: