23 de Setiembre de 2017
Máx. Min.
Actualidad 18 de Diciembre de 2013

Pretendo seguir siendo testigo.

Horacio Jaume: "Aquel empedramiento tuvo éxito, hoy tenemos dos millones y medio de Merino fino y de aquel emprendimiento nació este consorcio llamado Crilu que pretende lanas de menos de 15 micras.

Actualidad 18 de Diciembre de 2013

Pretendo seguir siendo testigo.

Horacio Jaume: "Aquel empedramiento tuvo éxito, hoy tenemos dos millones y medio de Merino fino y de aquel emprendimiento nació este consorcio llamado Crilu que pretende lanas de menos de 15 micras.

Horacio Jaume/TodoElCampo – Pretendo seguir siendo testigo.

Los tiempos no eran buenos para la oveja, la seca apretaba  y Artigas convocó a una reunión.

La fama de levantiscos de los artiguenses daba para pensar en una reunión pesada. De esa convocatoria salieron entre otras cosas la idea del Merino fino.

El Uruguay producía unos 40 mil kilos de lana súper fina y se propuso llegar al millón en 5 años.

La sociedad de criadores de Merino, el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (Inia), el Secretariado Uruguayo de la Lana (Sul), la Central Lanera y la industria, bueno es reconocer que aquí Otegui hizo punta. 

Además se pretendía comercializar de acuerdo a las normas australianas. No por repetida esta historia deja de tener valor ya que el proponerse metas comunes, tener claro donde apuntar e invertir exige un trabajo serio.

La administración era del Dr. Jorge Batlle y el ministro era Gonzalo González que también es bueno recordar.

Aquel empedramiento tuvo éxito, hoy tenemos dos millones y medio de Merino fino y de aquel emprendimiento nació este consorcio llamado Crilu (Consorcio Regional de Innovación de Lana Ultrafina) que pretende lanas de menos de 15 micras.

Hoy es 13 de febrero, hace calor en Tacuarembó y el Inia recibe al Consorcio. Se manejan temas comunes del sector, genética, selección, resultados, comparaciones pero además un especialista hizo un trabajo sobre cómo se ven ellos los del consorcio y como los ven.

La pregunta es ¿por qué? Lo mismo que la primera vez, el desafío es importante, el producto a conseguir no tiene antecedentes en nuestro país por lo tanto como argumentan los industriales, nunca lo han vendido.

Sí, saben que las muestras que se han hecho no le envidian nada a las que están en plaza. El trabajo consiste en cómo se preparan para ese nuevo desafío y pretenden ellos también participar en la comercialización asumiendo los riesgos y para ellos deben estar todos convencidos de lo que hacen y en lo que invierten.

Un técnico argentino (Napolitano de nombre) habló de agronegocios y desmenuzó el tema para que todos supieran de lo que se estaba hablando. Es algo novedoso para nosotros, distinto a como se opera, no es fácil pero tampoco un monstruo de 7 cabezas.

Yo me acordaba también de otro productor de merino hace unos cuantos años atrás que quería exportar prendas hechas con su propia lana.

Alegre Sazón no tuvo éxito con su emprendimiento pero yo guardo con mucho cariño una de esas prendas que él me regaló.

Otros son los tiempos, la gente se prepara y empuja y yo si Dios quiere voy a estar aquí el año que viene porque pretendo seguir siendo testigo de esta historia del ultra fino.

Compartir en: