29 de abril de 2017
Máx. Min.
Ovinos 18 de octubre de 2016

Preocupa caída del stock ovino y menos volumen de faena

La dotación ovina creció en el litoral sur del país y disminuyó en departamentos tradicionales como Artigas y Salto

Montevideo / TodoElCampo- La semana pasada la División Contralor Semovientes (DICOSE) confirmó que el stock ovino cayó 2,9 %. Esto dejó por tierra las proyecciones realizadas por el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), que estimaban un leve crecimiento.

En contacto con TodoElCampo, el integrante del SUL, Carlos Salgado, reconoció y analizó  los datos oficiales.

En primer lugar, Salgado señaló que llama la atención la caída de corderos y corderas diente de leche, en un 7 %, al tiempo que disminuyó su faena. Para el especialista ello puede ser producto algunas particularidades. Recordó que para el año pasado se estimaba una señalada de 68 %, un indicador alto, pero que los temporales ocurridos en setiembre produjeron que cayera a un 63 %.

Este año se produjeron grandes dificultades en el litoral sur y sur del país, así como en el este. No obstante, en esos departamentos es donde el stock ovino creció; 3 % en Paysandú, 12 % en Río Negro, 7 % en Colonia, 9 % en San José y 2 % en Canelones. “Acá se ve una tendencia diferente en departamentos con suelos de buen carácter agrícola, con buenas pasturas y donde la ganadería está más para el engorde”, dijo.

EN TODO EL PAÍS

En lo que respecta a todo el país, crecen las categorías más extensivas. Tanto los  capones como borregas de dos y cuatro dientes, dos categorías claramente laneras, aumentaron notoriamente en Artigas.

Dicho departamento ostenta el segundo en la tabla de producción ovina con 0,8 cabezas por hectárea. No obstante, es el que presentó una mayor caída, un 7 %. Contrariamente a la caída macro del ovino en el departamento norteño, creció el capón un 16 % y la borrega, dos y cuatro dientes, un 8 %. Conclusión; “Artigas se hizo más lanero”, indicó.

Por su parte, Salto es el principal productor ovejero con 0,9 cabezas ovinas por hectárea. Aquí el stock descendió un 3 % y, a diferencia de su vecino del norte, el capón cayó un 33 %.

MENOR EXTRACCIÓN COMERCIAL

En los últimos 10 años la extracción comercial cayó sensiblemente, con 811 mil cabezas ovinas faenadas el año pasado, a 900 mil sólo de corderos hace tres o cuatro años atrás, dijo. Como dato anecdótico agregó que sólo se exportaron mil cabezas en pie.

Mientras se esperan los datos de faena en el presente año, Salgado estima que se confirmen entre 550 y 600 mil cabezas.

Con esta comercialización, de las más bajas en los últimos años, y la caída de las reservas ovinas, Salgado sostuvo que “acá hay que cuestionarse muchísimas cosas”.

Todos estos datos contrastan con un año que climáticamente no fue de los peores y ello se constata con el aumento de las carcasas respecto al 2015, que aumentaron 1,5 kilogramos y se ubicaron en 16,5 kilogramos.

VALORES MERCADO INTERNO

Cordero pesado: U$S 3,25 / 3,40

Cordero liviano: U$S 3,35 / 3,40

Borrero dos dientes: U$S 3,20 / 3,40

Oveja: U$S 2,90 / 2,95

Capón: U$S 3 / 3,15

 

Producción: DiarioRural

Redacción: Damián Musso Sosa

Compartir en: