23 de Octubre de 2017
Máx. Min.
Lechería 07 de Febrero de 2017

Polémica en Argentina por cifras oficiales de la Cadena Láctea

Desde la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (CARSFE), se criticó la metodología de medición que señala la suficiencia de los valores actuales para cubrir los costos de producción.

Lechería 07 de Febrero de 2017

Polémica en Argentina por cifras oficiales de la Cadena Láctea

Desde la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (CARSFE), se criticó la metodología de medición que señala la suficiencia de los valores actuales para cubrir los costos de producción.

Montevideo – TodoElCampo- Un informe del Observatorio de la Cadena Láctea de Argentina indica que los precios actuales alcanzan para cubrir los costos productivos. Los modelos fueron construidos en 10 talleres con la participación de 199 profesionales referentes de las diferentes cuencas. La Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (CARSFE) critica la metodología de la medición.

Según el informe, el análisis de los costos regionales de producción para los tambos modales, sistemas productivos más frecuentes en cada zona, y en comparación con el precio de la leche que publica la Subsecretaría de Lechería con los datos de las industrias, “podemos ver que en términos generales se cubren los costos de producción, gastos y amortizaciones, y que sólo en el estrato grande se logra acercar el precio al costo de largo plazo donde se incluye el costo de oportunidad al capital invertido”, sostiene el documento publicado esta semana por el Observatorio de la Cadena Láctea.

Los casos modales promedio de todas las cuencas corresponden a tambos de 1.450, 2.950 y 5.700 litros diarios de remisión, para los estratos chicos, medianos y grandes, respectivamente.

Las regiones y los estratos donde el precio cubre el costo de mediano plazo o se acerca al costo de largo plazo, presentan mejores niveles de productividad, medidos en litros de leche por hectárea y por año, y donde la carga, la relación vaca ordeño/vaca total y la producción individual son los principales componentes. La productividad media de los tambos modales es de 7.600 litros de leche por hectárea y por año (entre 5.320 y 9.476 según el estrato)”, continúa el informe.

En términos generales y bajo condiciones normales (no las actuales de excesos de lluvias o anegamiento), el precio cubre los gastos directos, de estructura y las amortizaciones, arrojando niveles exiguos o negativos de rentabilidad (Ingreso al Capital / Capital Invertido) del -0,7% , 1,1% y 2,7% para los estratos chico, mediano y grande, respectivamente”.

Además el informe detalla que al momento de analizar las correlaciones existentes entre las variables productivas y el Costo de Producción o el Ingreso Neto, son más altos los coeficientes vinculados a la productividad por unidad de superficie respecto a ambas medidas de resultado económico, r2 de 0,58 y 0,76 respectivamente.

El promedio general del decil superior (10% de la población con los niveles más altos de ingreso neto por hectárea),que tiene una productividad media de 9.900 litros de leche por hectárea vaca total (entre 8.876 y 10.811 según estrato), y que representa un 30 % sobre el promedio de productividad, tiene un Costo Total de Largo Plazo de $ 4,63 por litro, respecto a un precio por litro de $ 4,71 y genera una rentabilidad promedio sobre el capital invertido del 7,21% anual”, narra.

DUDAS

“El costo es un posicionamiento estratégico ante el precio”, le dijo a Campolitoral Eduardo García Maritano, titular del área de lechería de CARSFE, quien agregó que “por eso el título está mal, porque hablar de costos de corto, mediano y largo plazo es casi un eufemismo: el costo es uno solo”.

Para García Maritano, “es una manera de decir que le pagas a todos y no te quedan deudas, pero eso no significa que el negocio avanza. Incluso el dato dice que los tambos superiores (9.900 litros) llegan a una rentabilidad del 7.2 %. Esa forma de hacer números es antigua, no sirve”, enfatizó.

Según el ruralista, la lechería es una actividad tomadora de precios como los granos, “la diferencia es que no tenemos precio de referencia ciertos. En las otras actividades los costos se ajustan desde los precios. Es una cadena donde todo es incierto, claramente hasta hoy la industria trabaja con el costo como un costo variable como una consignación. Eso así no sirve y está demostrado. Hoy estamos como estamos porque no hay reglas de juego de base. Los problemas de la coyuntura se mezclan con los de la estructura. Hay leyes que hay que hacer cumplir, como en el tema del precio cierto, donde el pago (por ley) debe ser de contado”, explicó.

AÑO NEFASTO

El 2016 fue un ciclo “de terror” para la lechería argentina y en la actualidad las cuencas de Santa Fe y Córdoba el agua aún perjudica las perspectivas de los tamberos.

Las cifras oficiales confirman la actividad el año pasado. La producción total de leche fue de 9.711 millones de litros, 14,2% menos que en 2015. Por su parte, las exportaciones en 2016 fueron de 1.615 millones de litros, un 28% menos que su antecesor.

El consumo doméstico cayó a 198 litros por habitante en el año, una disminución del 7,5% respecto al 2015. El principal destino de la leche fue a quesos, con una participación del 49,8% de la producción industrializada. Además, el 70,3% de la leche se destinó a la comercialización de productos en el mercado interno.

En cuanto al stock, la diferencia negativa fue de 315 millones de litros de leche, por lo que el 2016 cerró el 2016 con un equivalente a 772 millones de litros y 31 días de producción; caída de 28,9% y 11,9% en litros y días, respectivamente.

Basado en www.ellitoral.com

Compartir en: