27 de abril de 2017
Máx. Min.
Agricultura 20 de agosto de 2016

Observatorio de Oleaginosos del Uruguay presentó desafíos para la producción de soja

CAF -Banco de Desarrollo de América Latina- apoyó por segundo año consecutivo las actividades del Observatorio de Oleaginosos del Uruguay, iniciativa promovida por la Mesa Tecnológica de Oleaginosos.

Montevideo/Quatromanos/TodoElCampo –Se presentó en la Cámara Mercantil de Productos del País un análisis que indicó datos relevantes sobre la situación, proyecciones, desafíos y oportunidades para la producción de granos y oleaginosos, uno de los sectores claves de la economía uruguaya. El informe del Observatorio de Oleaginosos del Uruguay, con datos referentes a la zafra 2015/2016, fue realizado por Deloitte y financiado por CAF -Banco de Desarrollo de América Latina-.

El informe mostró que luego de un gran crecimiento en la última década, y en un marco de fuerte retroceso de precios, el área sembrada con soja en Uruguay se redujo casi 15% en la zafra 2015/2016. La campaña se vio muy afectada por las extremas condiciones climáticas de comienzos del año, que determinaron una significativa reducción del rendimiento medio y severos problemas de calidad por exceso de humedad, dejando una cosecha 30% inferior a la de la zafra previa. Las exportaciones de oleaginosos rondarían los US$ 820 millones este año, mostrando una caída del 30% frente al año pasado. Sin embargo, la soja continúa siendo uno de los tres principales productos de exportación, debajo de la carne y la celulosa.

Pese a este panorama, el sector continuó generando impactos relevantes en la economía uruguaya y logró sostener 14.200 empleos, incluyendo trabajadores agrícolas, proveedores de servicios y de transporte. Considerando los impactos indirectos y directos del cultivo, por cada US$ 100 que se exportan de soja, algo más de US$ 70 son valor agregado en el país, se afirma en el estudio.

“Este informe se ha convertido en una base informativa muy importante para todos. Al sector público le da un conocimiento de base que le permitirá definir políticas más adecuadas para el desarrollo del sector. Para el productor es información útil y de calidad para tomar las mejores decisiones para sus proyecciones de producción y venta. Para la academia, la información de fuentes de calidad siempre es un insumo necesario para profundizar en el análisis, y a nosotros, como institución multilateral, nos permite definir estrategias de apalancamiento financiero y de apoyo en términos de asistencia técnica para fortalecer el desarrollo del sector, de esta industria en la región y por ende del país”, expresó Gladis Genua, directora representante de CAF en Uruguay, durante el evento de presentación.

CAF aplica una estrategia de intervención en la región dirigida a promover el desarrollo de los países de América Latina y a fortalecer la integración, a través del trabajo en ejes transversales como el transporte, la energía, el medioambiente, los recursos naturales y los sectores vinculados a la logística y a la infraestructura, con intervenciones verticales o sectoriales. En su intervención vertical, ha definido sectores prioritarios y uno de ellos es el agroindustrial,  por su relevante contribución al Producto Interno Bruto, a la generación de empleos y por haberse convertido en los últimos años en un motor de crecimiento.

“No podía faltar este sector en nuestra estrategia de intervención, particularmente en Sudamérica. Hemos abarcado todo tipo de ayuda para su desarrollo, desde el establecimiento de condiciones macroeconómicas adecuadas hasta la intervención a nivel de industria, el impulso al desarrollo tecnológico, a la formación de capital humano adecuado y a las herramientas que permiten utilizar los recursos naturales de forma adecuada para que el crecimiento sea sostenible en el tiempo”, agregó Genua.

El evento contó además con la intervención de la ministra de Industria, Energía y Minería, Ing. Carolina Cosse y del ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Ing. Agr. Tabaré Aguerre. Participaron también en representación de la Mesa tecnológica de Oleaginosas, su presidente, Ing. Agr. Roberto Verdera y el Ing. Agr. José María Nin; y en representación de Deloitte, el economista Pablo Roselli.

Por su parte, la ministra Cosse reafirmó el compromiso del gobierno en general y de su cartera en particular para apoyar iniciativas que promuevan la generación de información e indicadores que permitan conocer las situaciones sectoriales y definir políticas públicas adecuadas.

Para el presidente de la Mesa Técnica de Oleaginosas, Rafael Verdera, “se trata de un sector muy importante para la economía del país, con muchos desafíos hacia adelante, pero entre toda la cadena creemos que podemos levantar esas limitantes que nos complican la actividad”.

El ministro Aguerre agregó que “Uruguay tiene que verse como un proveedor de alimentos de calidad y mostrarse al mundo cultivando esa imagen. La soja es el motor de la cadena porque es lo que demanda el mercado global”. En este sentido resaltó como elementos clave de la política agropecuaria del país, la internacionalización o búsqueda de mercados internacionales, el desarrollo tecnológico y un uso racional y eficiente del agua, como el recurso más escaso en la actualidad.

Compartir en: