24 de marzo de 2017
Máx. Min.
Vacunos 09 de noviembre de 2016

Número de ganaderos en Europa se reduce entre 2 % y 4 % por año

Consumidores más exigentes se preocupan por el bienestar animal y han reducido notoriamente su consumo de carne, señaló el jefe de la Unidad de Productos Animales de la Comisión Europea

Montevideo / TodoElCampo-El especialista en Comercio Internacional y jefe de la Unidad de Productos Animales de la Comisión Europea, el español Luis Carazo, dialogó con TodoElCampo y se refirió al subsidio que aporta la Unión Europea a sus productores, la importancia de Uruguay para el viejo continente y realizó conjeturas de los consumidores del futuro, con motivo del 21° Congreso Mundial de la Carne, organizado por la Oficina Permanente Internacional de la Carne (OPIC- IMS en inglés) y el Instituto Nacional de Carnes (INAC), que se lleva a cabo en el Hotel Conrad de Punta del Este.

SUBSIDIO

Aunque existe un superávit en el comercio internacional, la Unión Europea (UE) no tiene una vocación exportadora en productos agropecuarios y tampoco existe una política que la incentive. Sin embargo, sí cuenta con una política de apoyo en los niveles de renta de los productores, explicó Carazo. Se trata de un subsidio de pago anual, al cual se accede a través de un sistema de ayudas que se llama Pago Directo. El nivel de ayuda se determina en función de los pagos históricos que obtuvieron los productores. Al mismo tiempo, inspectores controlan que la superficie de producción agropecuaria está bien cuidada y en condiciones de mantenimiento ecológico del terreno.

El especialista manifestó que la UE no tiene la necesidad de exportar y por ello tiene una posición que es prácticamente opuesta a la uruguaya. “Nuestro objetivo es que nuestros productores puedan seguir viviendo de su trabajo”, enfatizó.

La implementación de dicho subsidio sufrió fuertes críticas por considerarse un elemento de distorsión del mercado, pero más de 10 años después esos ataques ya no existen, dijo. “La agricultura europea ha sido más competitiva y todas las exportaciones que estamos realizando actualmente son sin ayuda financiera”, agregó. No obstante, reconoció que la UE tiene una pequeña proporción del mercado internacional y aseguró que la mayoría de sus exportaciones se dirigen a los países vecinos.

Por ello, no sorprende que cada año que pasa se reduzca entre 2 % y 4 % el número de productores en el viejo continente. El especialista en Comercio Internacional indicó que ello se debe a la necesidad de exportaciones cada vez más grandes y la ausencia de un relevo generacional. “Eso es parte de una dinámica que no se puede parar”, reconoció y aseguró que las políticas agropecuarias lo que buscan es hacer de esa transición un fenómeno relativamente suave; “que no suponga un abandono de los territorios, falta de mantenimiento de los paisajes o una disminución muy importante de la producción total”.

En ese sentido fue contundente, “uno de los objetivos finales es que ser productor en la UE no sea una desgracia, sino una opción”.

FOX EXPORT

El jefe de la Unidad de Productos Animales de la Comisión Europea indicó que el mercado internacional se está complejizando cada vez más. Explicó que la UE es exportadora nata de carne, lo que sucede es que los consumidores son cada vez más selectivos y cortes que se logran con productos uruguayos no se encuentran en la UE. “Son cortes que están muy apreciados”, dijo y explicó que esa segmentación del mercado hace que “en Bruselas todas las grandes cadenas de supermercados tengan carne de Uruguay”. Productos que son de lo más caro en la góndola y con etiquetas explicativas de su forma de producción, agregó.

EL CONSUMIDOR

Carazo señaló que el mercado europeo muestra un declive en el consumo de carne y aclaró que ello no sólo se asocia a los posibles problemas de salud que puede ocasionar, según manifestó la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la carne procesada, sino que también influyen cuestiones “asociada a la ética y principios”.

La negación de consumir carne producida en determinados sistemas donde se puede cuestionar el sufrimiento animal, se extenderá por el resto del mundo, incluso llegará a los más jóvenes en Uruguay, apuntó el especialista.

Sin embargo, al ser la carne un elemento esencial, para Carazo el gran reto del sector es hacer entender que el consumo de carne no es solamente por placer, sino que también es parte de una dieta equilibrada que se debe proporcionar en cantidades adecuadas, culminó. 

Producción: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa 

Compartir en: