18 de Octubre de 2017
Máx. Min.
Vacunos 06 de Abril de 2017

Nuevo director de la DSA sostuvo que meollo de la cuestión es unir puntas: productores con mercados internacionales

Fuellis, director de la División de Sanidad Animal (DSA), sostuvo que el objetivo es uniformizar las tareas de su dependencia durante los períodos de vacunación contra la aftosa con el seguimiento y gestión de los focos epidemiológicos.

Vacunos 06 de Abril de 2017

Nuevo director de la DSA sostuvo que meollo de la cuestión es unir puntas: productores con mercados internacionales

Fuellis, director de la División de Sanidad Animal (DSA), sostuvo que el objetivo es uniformizar las tareas de su dependencia durante los períodos de vacunación contra la aftosa con el seguimiento y gestión de los focos epidemiológicos.

Paysandú – TodoElCampo- La asunción de Eduardo Barre como director General de los Servicios Ganaderos (DGSG), del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), trajo varios cambios dentro de la estructura ministerial. En ese marco, Carlos Fuellis pasó a ocupar el directorio de la División de Sanidad Animal (DSA).

En diálogo con la periodista Patricia Santos, en Panorama Rural, Fuellis, explicó que al asumir hace un mes atrás tuvo que cambiar determinadas conductas y aggiornarse a las nuevas tareas, ya que su perfil previo era de estar siempre vinculado al terreno. “Hay una tarea extensa de gestión y administrativa que hay que cumplir”, a la cual no estaba acostumbrado, pero aseguró que “es importante, porque es uno de los pilares de los resultados de esta actividad”, dijo.

SU RECORRIDO MINISTERIAL

Su vínculo con el MGAP se remonta a 1994, donde permaneció en Paso de los Toros (Tacuarembó) para trabajar en una epidemia de sarna ovina “bastante importante”. Posteriormente, colaboró en diferentes zonas del país con las distintas epidemias, entre las que recordó la aftosa y brucelosis.

En 2011 ingresó en los Servicios Ganaderos de Young (Río Negro), donde desempeñó tareas de gestión, hasta que accedió a la coordinación de la Región Cuatro (Flores, Durazno y Tacuarembó). Durante el último año se desempeñó como presidente de la Comisión Interinstitucional para el Control de Garrapata y Tristeza Parasitaria.

UNIR PUNTAS

Para Fuellis, unir las puntas de su trayectoria en el MGAP, de trabajo de campo a gestión, parece sencillo en definición pero es complejo cumplirlo cotidianamente. “El desafío de alguna manera es que los requerimientos de nuestros clientes –mercados internacionales- puedan adecuarse a la realidad de nuestro campo y el articulador de ese propósito sea los Servicios Ganaderos”, expresó.

Según el director de DSA, el trabajo de la DGSG es negociar con los mercados los requerimientos de los cuales va a depender la venta de los productores, para después transmitirlos a éstos para ocuparse en respetarlos. Sin embargo, esa tarea de “ver la realidad de nuestros productores para considerarla y ver para cambiarla”, de articulación, “es harto difícil”, apuntó. Se trata de intentar vender lo que se pide y que se pague el mejor precio posible, en una cadena que los mercados y los productores son las puntas, pero que están atravesados por trabajadores del establecimiento, transportista, consignatario y veterinarios de libre ejercicio, entre otros. Justamente, los veterinarios son muy necesarios para Fuellis, porque en ellos se apoya el MGAP durante toda la campaña.

UNICO DIFERENCIAL, LA CALIDAD

El director de DSA reflexionó que con el volumen de carne que maneja Uruguay, el único diferencial es la calidad. En ese marco, el camino corto para lograr avanzar es la educación; “es el convencimiento, el compromiso de todos los que estamos en esta conversación”, dijo.

Para ello lograr ello, una de las herramientas que tiene prevista el MGAP es la emparejamiento de los períodos de vacunación contra la aftosa con el seguimiento y gestión de los focos epidemiológicos. Desean acordar, a nivel país, un procedimiento y a partir de ahí gestionar igual los focos en todo el país. “Uniformizar de alguna manera las tareas de Sanidad Animal”.

GARRAPATA

La pasada semana se reunió la Comisión Interinstitucional para el Control de Garrapata y Tristeza Parasitaria, que se creó en 2016 y es presidida por Fuellis. Al respecto, agradeció que los pronósticos del fenómeno de La Niña no se cumplieron; “hay calor, como todos los eneros, pero también humedad, como generalmente en enero no hay”, comentó.

No obstante, apuntó que por otro lado ello es una mala noticia porque desde el punto de vista epidemiológico el otoño es el momento donde más garrapatas existen. Además, se ve exacerbada por el calor y la humedad, lo que redunda en la multiplicación de animales apestados con “tristeza parasitaria”. “Ello es sinónimo de muerte, hablamos de pérdidas materiales reales”, sostuvo.

En ese sentido, aseguró que los productores, en su capacidad de resolver problemas, van a enfrentar con todas las armas estas posibles dificultades. “La plataforma nos dice que tenemos que usar todas las herramientas posibles pero de manera responsable”, acotó.

Al finalizar el proceso de la Comisión Interinstitucional se ansía ver por parte de veterinarios y productores “una conducta de buenas prácticas de uso de los productos veterinarios”, manifestó.

Para que ello se logre, la Comisión invita a las instituciones agropecuarias a hacer llegar sus intenciones de conocer más sobre el tema, y desde la misma se generaran jornadas de capacitación y tertulias sobre el manejo y lucha contra la garrapata, finalizó Fuellis.

 

Producción: Patricia Santos

Redacción: Damián Musso Sosa 

Foto: Carve

Compartir en: