28 de abril de 2017
Máx. Min.
Lechería 06 de febrero de 2016

Muchos tambos deberán cerrar si Venezuela no paga

Braga consideró que el mes de febrero es clave porque es cuando los productores planifican el año y si los fondos no llegan muchos tambos cerrarán porque así la lechería no es viable

Montevideo/TodoElCampo – La deuda de Venezuela con el sector lechero tiene más de un año y es por un monto importante, dijo Rodolfo Braga, presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche a una radio capitalina. Precisó que el total de la cifra ronda los U$S 100 millones.

Ese monto es deuda del gobierno venezolano con las industrias lecheras de Uruguay, precisó. Añadió que si no se concreta el pago acordado entre los gobiernos de ambos países el sector lechero puede sufrir graves consecuencias como el cierre de los tambos que dependen de la industria quesera y hay algunas de éstas que están en cesación de pagos.

Las tres empresas que hicieron los envíos necesitan del pago y si este no se concreta próximamente ya no van a tener capacidad de maniobra.

Braga consideró que el mes de febrero es clave porque es cuando los productores planifican el año y si los fondos no llegan muchos tambos cerrarán porque así la lechería no es viable.

Aclaró que algunos productores están en condiciones de amortiguar esa situación, pero no es el caso de la mayoría.

La producción lechera en Uruguay es básicamente familiar, dijo Rodolfo Braga, y esta situación los afecta directa y se generaría un colapso en el sector lechero.

Uruguay tiene casi 4.000 productores lecheros y la gran mayoría están afectados por esta situación.

Finalmente Braga considera que Venezuela sí va a pagar, la dificultad está en que los tiempos no coinciden y el dinero puede no llegar a tiempo.

83 AÑOS.

La Asociación Nacional de Productores de Leche tiene 83 años de vida y en abril de 2015 Braga sumió como presidente de la institución. Al asumir, el entonces flamante presidente dijo que Uruguay debe mantener todos los productores y no puede darse el lujo de perderlos. “No hay que perder ningún productor, porque se pierde una cultura que tardó mucho en construirse”, dijo.

Compartir en: