27 de Mayo de 2017
Máx. Min.
Lechería 18 de Diciembre de 2015

Mucha genética lechera fue a parar al frigorífico

A pesar de ser uno de los años más complejos de la historia en la lechería del país, por la cantidad de variables que la afectaron, Ruben Urchitano confía en una lenta pero segura recuperación del sector

Lechería 18 de Diciembre de 2015

Mucha genética lechera fue a parar al frigorífico

A pesar de ser uno de los años más complejos de la historia en la lechería del país, por la cantidad de variables que la afectaron, Ruben Urchitano confía en una lenta pero segura recuperación del sector

Montevideo/TodoElCampo-“Ha sido un año bastante complicado” lamentó el titular de Urchitano Negocios Rurales, Ruben Urchitano, en su análisis del 2015.

Si bien reconoció a TodoElCampo que el sector lechero ha pasado con anterioridad por momentos complejos, en el año que finaliza se acumularon varios factores. Explicó que comenzó con diversas precipitaciones y luego se presentó una gran sequía. Todo ello, mientras los precios internacionales, y en su defecto locales, bajaban y motivaban cierre de plantas industriales. Además del cierre de mercados lácteos, la recesión de China impidió que se le exportara ganado en pie. “Yo te día que muy pocas veces se dan tantos factores juntos” subrayó Urchitano.

La merma de ingreso de dinero se manifestó en las comercializaciones, explicó el rematador, donde se vendió todo pero a valores muy bajos, acordes al momento del sector.

PREDIOS

Urcitano aseguró que muchas rentas están en proceso de ajustarse y otras van a tener que hacer lo mismo. “Los productores no van a poder pagar lo que estaba pactado” sostuvo, y esa tiene que ser una preocupación para todos los actores, porque se trata de un rubro donde la mayoría arrienda.

Por otro lado, informó que un número importante de tamberos embarcaron a frigorífico casi la mitad de su rodeo a pesar de tener muy buena genética. La reducción del rodeo responde a que una mayor producción en éste contexto le producía pérdidas. Además, hay empresas como Indulacsa que pagan precios de ruina por la leche, dijo Urchitano.

Respecto al ganado enviado a faena, comentó que se pagan entre U$S 500 y U$S 600. Para ejemplificar, una vaca preñada en una transacción entre productores ronda los U$S 900, por lo que aquellos que no se preñaron perdieron un 30 % de su valor.

Aunque espera la recuperación del sector, “porque el productor lechero sabe de éstas dificultades y ya ha sorteado muchas”, el martillero aclaró que no va a ser de un día para el otro porque son muchas las variables afectadas. Agregó que muchos productores quedaron por el camino y con éstas perspectivas son pocos los que han ingresado.

Señaló que los tamberos que sólo se dedican a ello, y lo son desde hace mucho tiempo, siguen en la lucha. Sin embargo, los extranjeros o aquellos que tienen la producción diversificada y no son tamberos de años, han arrendado sus instalaciones o desviaron su producción a otro rubro.  

Sobre la remisión general, dijo que el hecho que sean menos los productores no va en detrimento de la producción, que es la misma. Por ende –aclaró- la baja de los precios nada tiene que ver con la cantidad de leche. 

CHINA

Según Urchitano, la desaceleración de la economía del gigante asiático, único mercado activo, motivó la ausencia de compras y los productores lo sintieron. Mientras China compró, los productores vendieron terneras de 170 kilogramos en la franja de U$S 800 y U$S 1.000, valores históricos.

Hoy esas mismas terneras valen U$S 300 y las perspectivas no son las mejores para el 2016, sostuvo el rematador, porque el Tratado de Libre Comercio (TLC) que alcanzó el país asiático con países como Australia, Chile y Nueva Zelanda, hacen que sean más atractivos que Uruguay.

2016

El rematador declaró que algunas ventas pactadas para éste año se corrieron para el 2016 en la espera de una recuperación del sector. Por ello, informó que en otoño habrá una importante oferta.

Para finalizar manifestó que como operador va a tratar de apoyar y acompañar a los productores mientras se espera lo que sucede. Respecto a ello, dijo que en parte lo que pueda suceder depende del clima, porque con abundancia de comida  los productores se arriesgan a producir y ello defiende los precios.

 

Audio: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa

 

 

 

Compartir en: