26 de Junio de 2017
Máx. Min.
Lechería 04 de Noviembre de 2016

Mercoláctea presentó el primer tambo robotizado de Argentina

Cuando son ordeñadas, un robot realiza todos los trabajos de la rutina (lavado de pezones, colocación de pezoneras, retiro, desinfección), además de la medición de una serie de indicadores (de producción, calidad, salud).

Lechería 04 de Noviembre de 2016

Mercoláctea presentó el primer tambo robotizado de Argentina

Cuando son ordeñadas, un robot realiza todos los trabajos de la rutina (lavado de pezones, colocación de pezoneras, retiro, desinfección), además de la medición de una serie de indicadores (de producción, calidad, salud).

Santa Fe, Argentina/Puken/TodoElCampo – Fue presentado el primer tambo robotizado de Argentina. La operatoria del tambo robotizado es muy simple: las vacas se conducen y ordeñan solas.

El primer día de la muestra, que cuenta con más de 100 expositores e incluye visitas de tours internacionales, comenzó con la visita a tambo con sistema VMS ('Voluntary Milking System') o 'Sistema de Ordeño Voluntario', desarrollado por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Rafaela y la empresa DeLaval en un sistema de producción de leche de base pastoril, que aporta un rendimiento por animal de hasta tres litros de leche al día.

Se trata del primer tambo robotizado en Argentina y el primero de Latinoamérica vinculado a una Institución, el INTA Rafaela, cuyo objetivo es generar una tecnología de respuesta a la dificultad para conseguir mano de obra y, además, desarrollar tecnologías de precisión para la actividad lechera que puedan reducir los tiempos de trabajo.

La operatoria del tambo robotizado es muy simple: las vacas se conducen y ordeñan solas, mediante la utilización de incentivos (alimento, confort en determinadas horas, agua, etc.) lo que hace que se movilicen voluntariamente entre los sectores del tambo. Dentro de estas trayectorias, pasan por puertas inteligentes y en función de ciertas decisiones técnicas, derivan al ordeño u otras áreas (pastoreo, suministro de raciones).

Cuando son ordeñadas, un robot realiza todos los trabajos de la rutina (lavado de pezones, colocación de pezoneras, retiro, desinfección), además de la medición de una serie de indicadores (de producción, calidad, salud) Los datos son guardados y procesados por un programa que devuelve información útil para la gestión y toma de decisiones.

Con relación al ordeñe, una computadora registra el flujo de leche de cada cuarto y lo deriva a un tanque de frío sincronizado con el robot. Si la leche tiene sangre, calostro o antibióticos, es derivada a otro recipiente, en tanto, el sistema es seguido por la web las 24 horas y cuenta con una aplicación para celulares a fin de desarrollar un control integral.

(Foto de tambo robotizado, fotografía de Revista Chacra).

Compartir en: