23 de Junio de 2017
Máx. Min.
Actualidad 16 de Octubre de 2014

Los pilares de la 903

Montevideo. Los tres pilares de la 903 han sido la eficiencia, la transparencia y la solidridad. Hemos recorrido todo el país sin prometer, proponiendo nuestra independencia con la lista que nos lleva al senado.

Actualidad 16 de Octubre de 2014

Los pilares de la 903

Montevideo. Los tres pilares de la 903 han sido la eficiencia, la transparencia y la solidridad. Hemos recorrido todo el país sin prometer, proponiendo nuestra independencia con la lista que nos lleva al senado.

Montevideo-Sergio Abreu/TodoElCampo – Dignidad Nacional ha recorrido el país palmo a palmo.

Todo el Uruguay nos conoce y, salvo contadas excepciones, escuchamos, hablamos, comprendimos; pero sobre todo no hemos hecho una sola promesa en ningún pago o barrio del Uruguay.

Los tres pilares de la 903 en Montevideo y Canelones y en los demás departamentos han sido la eficiencia, la transparencia y la solidridad.

La eficiencia en el manejo de los recursos que se recaudan de la gente.

La transparencia, sobre la base de que la honestidad personal e intelectual son una obligación natural y no una virtud. Es la regla y no la excepción.

Y la solidaridad entendida como mejor expresión humana. Sostenida en jerarcas y políticas públicas que vean a la persona como la única que no tiene sindicato; la que tiene derechos que no se pueden postergar. La que no puede esperar por la burocracia o depender de amigos del gobierno con altos sueldos y poca preparación. En otras palabras, una solidaridad que elimina el miedo, eleva la educación para superarse y garantiza una atención de salud digna.

Todo lo hicimos con escasos recursos, enorme sacrificio y un respaldo de toda la familia a pesar de las dificultades.

Todo lo hicimos y lo hacemos con amor por la vida, por el valor de la familia, con respeto pero con firmeza, con humildad pero con altivez, del lado de tantas mujeres golpeadas, de los niños sin esperanza, de los viejitos que sobreviven en la soledad, de los cientos de miles de discapacitados y sus familias.

No somos jueces, pero estamos obligados con los que confían en la democracia. El compromiso vale más que una promesa.

Apenas con 10 % de los recursos de que disponen la mayoría de los sectores dentro del Partido Nacional hicimos esta campaña.

Con independencia de nuestra propia lista al Senado, y para que se sepa que a Lacalle Pou se le puede votar en tres vertientes distintas. Y sobre todo, que no se nos vota en cualquier lista, sino en aquellas que nos llevan como primer candidato al Senado.

Por ejemplo, (y sólo con fines informativos) en las lsitas 404, 40, 71, 2004 y sus derivadas en todo el país no se vota nuestro Senado.

Un voto razonado vale por dos. Las cosas claras.

Adelante con Fe.

Compartir en: