18 de Noviembre de 2017
Máx. Min.
Actualidad 12 de Mayo de 2014

Lideremos el Tafta

Pedro Bordaberry: "Estar desde el primer momento en estos acuerdos y liderarlos da una ventaja comparativa enorme. No sólo es cuestión de exportar, también de acceder a tecnología, materia prima e inversión directa".

Actualidad 12 de Mayo de 2014

Lideremos el Tafta

Pedro Bordaberry: "Estar desde el primer momento en estos acuerdos y liderarlos da una ventaja comparativa enorme. No sólo es cuestión de exportar, también de acceder a tecnología, materia prima e inversión directa".

Montevideo-Pedro Bordaberry/TodoElCampo – Las oficinas de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales, Faes, tiene su sede central en la madrileña calle María de Molina al 40, de la capital de España.

En el piso sexto de ese luminoso edificio nos recibió hace unos meses a Germán Coutinho, Germán Cardoso y a mi, el ex presidente del Gobierno Español, José María Aznar.

El presidente estaba por salir a Estados Unidos donde presentaría un documento sobre el Acuerdo entre Estados Unidos y Europa conocido como Tafta (Área Abierta de Libre Comercio Transatlántico).

Mucho se habla hoy del Acuerdo Trans Pacifico en nuestro país y poco del Acuerdo del Atlántico. 

Las miradas únicas son siempre malas. No es bueno realizar los análisis desde una sola perspectiva, o sumarse a modas y visiones que no contemplan todas las posibilidades.

La propuesta del Tafta y de sumarnos a ella debería estar sobre la mesa en la visita que nuestro presidente realiza a los Estados Unidos y en la que se entrevistará con el presidente Obama.

En la disertación que realicé en la Cámara Española en Uruguay la pasada semana, nuestros equipos de Economía y Relaciones Exteriores incluyeron un análisis de este acuerdo que se está gestando y del peso que el mismo tendría en la Economía Mundial.

Algunos números impactan.

Por ejemplo, de Estados Unidos y Europa sale el 72 por ciento de inversión extranjera directa mundial. 

Estados Unidos y Europa poseen el 42 por ciento del producto bruto mundial. Aún sufriendo las crisis económicas que vienen padeciendo.

Seis de las primeras diez economías del mundo integrarían el nuevo acuerdo.

Ese acuerdo es mucho más que un área de libre comercio o una inión aduanera porque se propone no sólo derribar las barreras arancelarias y facilitar el comercio, sino eliminar también las barreras regulatorias y otras que lo dificulten.

El presidente Aznar ha planteado la necesidad de que ese acuerdo no sólo incluya al Atlántico Norte (Norte América y la Unión Europea) sino que se extienda a países de América Latina.

Lo hace en momentos en que el Mercosur está negociando un acuerdo con la Unión Europea. Acuerdo que viene retrasado porque algunos de sus miembros, en especial Argentina, no avanzan a la velocidad adecuada.

Uruguay debe dejar de especular y ser claro.

Si Argentina no quiere o no puede avanzar con la Unión Europea, debemos avanzar nosotros, Brasil, Paraguay o con quien sea.

A su vez debemos avanzar en un Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos, como hoy tienen Perú, Chile, Colombia, México y otros países.

Junto con ello sumarnos a la iniciativa del Tafta y liderar en ese camino no sólo a países de América Latina sino del África, que también es parte del Atlántico.

Crear una gran área de comercio del Atlántico.

Estar desde el primer momento en estos acuerdos y liderarlos da una ventaja comparativa enorme. Porque no sólo es cuestión de poder exportar nuestros productos, que vaya si es importante. También es cuestión de acceder a tecnología, materia prima de calidad, inversión directa.

Todo esto redunda en comercio, actividad, trabajo y crecimiento que hace posible el desarrollo.

Como dijo el comisario europeo para el Comercio, Karel de Gucht, “este acuerdo es tan grande que no podemos permitirnos otra cosas que el éxito”.

Una vez más está pasando el tren. 

Los trenes no pasan una sola vez sino que pasan a cada rato. El problema que tenemos nosotros, los uruguayos, es que no nos subimos a ninguno por el temor que nos inspira el movernos del lugar en que estamos, por el miedo al cambio.

Mientras sucede esto y creemos estar una zona de confort, el mundo se mueve y las condiciones cambian dándonos nuevas oportunidades que no aprovechamos.

Algunos se anticipan a estos movimientos mientras nosotros permanecemos inmóviles.

Por ejemplo Chile.

Que cuando se concrete el Acuerdo de Libre Comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea estará pronto para aprovecharlos.

Hace ya varios años que tiene Tratados de Libre Comercio tanto con Estados Unidos como con la Unión Europea.

Vamos Uruguay, vamos a movernos hacia el futuro y el desarrollo y lideremos a los países de América Latina que se integren al Tafta.

Vamos.

Compartir en: