25 de Mayo de 2017
Máx. Min.
Ovinos 29 de Octubre de 2015

Las "vigilantes" llegaron a Mal Abrigo

San José. Las llamas se utilizan para el cuidado de los ovinos, ya que son de su misma familia, por lo que las ovejas tienden a juntarse con ellas.

Ovinos 29 de Octubre de 2015

Las "vigilantes" llegaron a Mal Abrigo

San José. Las llamas se utilizan para el cuidado de los ovinos, ya que son de su misma familia, por lo que las ovejas tienden a juntarse con ellas.

San José/TodoElCampo – Hasta hace poco a las llamas las veíamos sólo en los zoológicos. Ahora se la emplea en los campos como protección para los ovinos. Mal Abrigo no es la excepción.

Es un animal del que sabemos poco a pesar de que habita América desde hace muchos años, antes que llegaran los españoles.

Los Incas lo adoptaron como animal productivo dándole diversos usos debido a que sirve para el transporte de carga, como proveedor de carne y lana.

Se estima que fue el primer animal andino domesticado hace ya unos 8.000 años. Algunos historiadores indican que cuando los conquistadores llegaron a Perú se admiraron con la llamas pues no requiere alimentación compleja y puede montarse de forma más ligera que el caballo.

Quienes la trabajan en la producción obtienen de ella lana (o fibra), carne y cuero.

Pero en Uruguay se la otro uso: como protección ya que es un excelente guardián y protector de los ovinos, especie con la que está emparentada. El uso vigilante de estos animales se extiende también en el mundo, Suiza, por ejemplo, ha avanzado en su uso para el cuidado de sus ovejas.

Francisco Argento tiene en su establecimiento El Charabón, emplazado en Mal Abrigo, ejemplares de este animal que cría y vende a todos los que quieren usarlo como protección de sus rodeos ovinos.

Es un animal dócil y de fácil manejo, dojo Argento al diario Primera Hora. “En Uruguay se utiliza para el cuidado de los ovinos, ya que son de su misma familia, por lo que las ovejas tienden a juntarse con ellos”, dijo.

“Las llamas se aquerencian inmediatamente con la majada y están en permanente alerta”.

“Cuando ve una amenaza comienza a moverse alrededor de las ovejas, alertándolas, y si bien es un animal que no es para nada agresivo tiende a ser territorial, cuando aparece algún depredador bajan las orejas, el cuello, y lo corren; también llegan a morderlos o patearlos”, relató.

Al igual que los españoles de la conquista que resaltaron la sencillez en el manejo de las llamas, el productor de Mal Abrigo subraya que se trata de un animal de fácil cuidado. Un animal rústico que vive unos 40 años y se alimenta de pasto.

Sus dientes le permiten morder y cortar el pasto sin arrancar la raíz.

“A nivel de sanidad solo precisan antiparasitarios y algún producto que las ayude con los problemas respiratorios ya que es un animal que viene de un clima más seco”; dijo Argento que actualmente posee 30 llamas y alpacas.

¿OPCIÓN A LA CARNE ROJA?

En otro orden, el alerta de la Organización Mundial de la Salud sobre la carne y el cáncer impulsó al gobierno de Bolivia a proponer que se deje de consumir carne roja por carne de llamas.

La jefa de la Unidad de Alimentación y Nutrición del Ministerio de Salud, Vicky Aguilar indicó que Bolivia tiene “buenas carnes con un porcentaje de grasa bajo, como la de llama, pero debemos consumirla con moderación porque cualquier exceso causa daño”.

La llama forma parte de la dieta boliviana y su carne posee un alto contenido proteico.

Foto de EFE.

Compartir en: