20 de Noviembre de 2017
Máx. Min.
Actualidad 18 de Junio de 2013

Las grandes ligas y la ganadería

"Lo que no hay duda es que la cría fue dejada de lado y que en los momentos de mayor auge frente la preocupación de la falta de terneros, no se les dio importancia y se argumentaba que cuando valieran, los terneros iban a aparecer".

Actualidad 18 de Junio de 2013

Las grandes ligas y la ganadería

"Lo que no hay duda es que la cría fue dejada de lado y que en los momentos de mayor auge frente la preocupación de la falta de terneros, no se les dio importancia y se argumentaba que cuando valieran, los terneros iban a aparecer".

Horacio Jaume/TodoElCampo – Uruguay esperó mucho para jugar en las grandes ligas, que no era otra cosa que poder llegar con nuestras carnes a los mercados de mayor valor.

El proceso fue largo y en muchos momentos dolorosos; basta acordarse de la aftosa, del país libre sin vacunación y la categoría creada para Uruguay de libre con vacunación.

El ser un país confiable y cumplidor con sus compromisos, el instrumentar un sistema de trazabilidad ejemplo en el mundo (según comentan los que viajan), todo eso permitió y permite seguir trabajando para colocar nuestras carnes.

Pero hay algo que también se vio afectado y no siempre nos damos cuenta o no le damos toda la importancia que debe tener.

¿Cuáles son las cosas que más comúnmente alteran al mercado?

El clima, ni que tal vez; la entrada o salida de algún mercado (caso Israel), la posibilidad de operar o no con Brasil de acuerdo al valor de la moneda.

Argentina lo mismo, además, en su momento la exportación de ganado en pie.

También, la exportación en pie de algunas categorías, problemas sanitarios, conflictos sindicales, y en el Uruguay de antes, hasta el comienzo de la temporada turística en el este, como decía mi buen amigo Ruben "Pocho" Gómez: venían las chicas de bikini.

Estas son algunas, hay otras pero no viene al caso nombrarlas.

Todas estas cosas, tienen una particularidad: las conocíamos.

Todos los que pretendíamos analizar este mercado, las teníamos en cuenta y dependían de la importancia que le diéramos al resultado, la conclusión a la que podíamos llegar.

Pero nuestro país logra algo producto de su esfuerzo, como dijimos antes de obtener los mejores precios.

Eso que ni soñando lo podíamos imaginar, obtener por nuestros animales los mejores precios del mundo. Nuestros novillos son los más caros, o están en el podio. Esto todos los sabemos, sin embargo cuando leemos o escuchamos los análisis no queda tan en claro.

¿Cómo es posible competir cuando hay tanta diferencia en la compra de la materia prima por parte de nuestros países competidores?

Las industrias no necesitan de mi defensa pero ignorar esta realidad atenta contra mi pobre intelecto.

Días atrás el ingeniero Hernán Zorrilla contaba que en Inia 33 se habían reunido arroceros, ganaderos, sojeros, todos vinculados a la producción que hacen o que se realizan en la zona.

Todos reconocían tener un buen año, buenos precios y buenas producciones, pero todos estaban con problemas.

El país es caro, nuestros productos obtienen los mejores precios.

Distinto seria si a nivel internacional, nuestros valores fueran bajos, ya que existiría la esperanza de venderlos mejor.

Si uno particulariza en la ganadería también vamos a encontrar otras características.

El valor del gordo y el de la reposición. 

Es lógico pensar que cada uno tendrá su propia teoría, pero permítanme desarrollar la mía:

Los tiempos económicos no son iguales a los ganaderos. 

Mucho se ha opinado si la ganadería está estancada o no.

Lo que no hay duda es que la cría fue dejada de lado y que en los momentos de mayor auge frente la preocupación de la falta de terneros, no se les dio importancia y se argumentaba que cuando valieran, los terneros iban a aparecer.

Los 9 meses de gestación nadie los altera.

Pienso que la producción ganadera esta desarticulada, creo que el interés por las terneras los demuestran además ya se pone en práctica los corrales de engorde para las mismas, para tratar de entorarlas antes como un muestra de ella. 

Pero el país es caro.

Esperamos, o mejor dicho los datos de preñeces son muy buenos. Se confirma el hecho de que la vaca en buen estado se preña más fácil.

Pero esos futuros terneros que están en el vientre de las vacas son los futuros novillos de aquí a tres años; 9 meses de gestación y dos años más para engordarlos.

Si lo supiésemos capitalizar, tendríamos para que la industria instalada faenera 60 mil reces semanales y la exportación en pie no fuera problema. 

Cuando se reúne el Consejo de Ministros yo nunca escuché proponer llevar adelante algún plan productivo de este tipo ya que el tema pasa más por cómo repartir que por cómo generar.

Nuestro país quiso jugar en las grandes ligas.

Para poder competir en ellas hay que estar preparados. 

Los mejores valores, las mejores calidades exigen mayor inversión y dedicación en todo el sistema, y van juntas no separadas.

Compartir en: