20 de Octubre de 2017
Máx. Min.
Agricultura 07 de Diciembre de 2016

La salud de las plantas inicia con un suelo sano

La salud de las plantas comienza en el suelo con los productores utilizando prácticas que promueven el equilibrio biológico: cultivos de cobertura, rotación de cultivos y fertilizantes naturales.

Agricultura 07 de Diciembre de 2016

La salud de las plantas inicia con un suelo sano

La salud de las plantas comienza en el suelo con los productores utilizando prácticas que promueven el equilibrio biológico: cultivos de cobertura, rotación de cultivos y fertilizantes naturales.

Montevideo/Alltech Spain/TodoElCampo –  ¿Sabías qué se necesitan 1.000 años para formarse naturalmente 3 centímetros de la capa superficial del suelo? Ahora considere que más del 20 por ciento de los suelos en todo el mundo se han degradado por las prácticas agrícolas.

El descanso de la tierra durante miles de años no es una respuesta realista a la degradación del suelo. Sin embargo, una solución viable puede encontrarse en prácticas de manejo agrícola que se centren en retener y repoblar el suelo con microorganismos beneficiosos que mejoren la salud y la calidad del suelo.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura estableció el Día Mundial del Suelo, celebrado el 5 de diciembre, para aumentar la conciencia sobre la importancia del suelo en el sistema natural.

“Es primordial para el agricultor comprender las complejidades de la relación suelo-planta”, explica Ney Ibrahim, director de Alltech Crop Science Brasil.

RESTABLECIENDO LA SALUD DEL SUELO.

La salud de las plantas inicia desde el suelo. Cuando los productores utilizan prácticas que promueven el restablecimiento del equilibrio biológico en el suelo, tales como cultivos de cobertura, rotación de cultivos y fertilizantes naturales, estos mejoran las interacciones entre el suelo y la planta. Estas prácticas pueden ayudar a disminuir la respuesta negativa de la planta a los estresores ambientales y por consiguiente aumentar la productividad.

El manejo microbiológico da vida al suelo e incrementa la disponibilidad de nutrientes que la planta puede luego usar para aumentar su crecimiento de raíz y posiblemente aumentar la inmunidad y la supresión de enfermedades.

Mientras tanto, la materia orgánica es devuelta al suelo, creando un ciclo positivo para los cultivos futuros y dejando un legado de sostenibilidad para la nueva generación de productores.

 (Foto principal de Bloomberg News)

Compartir en: