19 de Agosto de 2017
Máx. Min.
Ovinos 02 de Agosto de 2016

La producción ovina debe "abandonar los archipiélagos" de las razas y trabajar en conjunto

Para Fabio Montossi, Director Nacional de INIA, Uruguay no se encuentra lejos de los grandes países productores de ovinos.

Ovinos 02 de Agosto de 2016

La producción ovina debe "abandonar los archipiélagos" de las razas y trabajar en conjunto

Para Fabio Montossi, Director Nacional de INIA, Uruguay no se encuentra lejos de los grandes países productores de ovinos.

Montevideo / TodoElCampo-El mundo tiene un nuevo consumidor de ovinos: uno que es constantemente informado sobre la forma de producción y que paga más por productos diferenciales, manifestó a TodoElCampo el Director Nacional del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), Fabio Montossi, en el marco de la inauguración del Seminario Internacional de Producción Ovina, organizado con motivo de los 50 años del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), que se produjo este lunes en el Hotel Radisson de la ciudad de Montevideo.

Reflexionó sobre la reducción del stock, tanto a nivel mundial como nacional. En ese sentido, recordó que se han dado cambios sustanciales en la forma de producir; con ovinos más eficientes que consumen menos pasto para producir más y mejor carne, que generan lanas por debajo de las 19, 5 micras y que emiten menos gases que contribuyan al efecto invernadero.

Ese mundo, indicó el investigador, está apuntalado por Nueva Zelanda, que en 15 años aumentó en 25 % la eficiencia reproductiva, ampliando entre cuatro y cinco kilogramos el peso de la canal. En el caso de Australia, el otro gran protagonista, también aumentó la producción sin perder su finura. En ambos casos, “consolidaron un producto con marca”, sobre todo en la lana, donde se colocaron en el mercado de vestimenta casuales y deportivas asociadas con la naturaleza y medio ambiente. “Uno va por la isla sur de Nueva Zelanda y ve cartelería que dice ‘aquí se produce en comunión con la naturaleza la lana de la prenda que usted usa’”, dijo.

URUGUAY NO ESTÁ LEJOS

A pesar de que Uruguay no ha logrado el nivel de marketing de competidores como Australia y Nueva Zelanda, y corre con desventajas respecto a cuotas y restricciones sanitarias, Montossi considera que el país no está lejos de ellos.

“Cuando se mira a esos países y uno quiere asociar la diversidad y el campo natural, en Australia y Nueva Zelanda el campo natural no existe”, enfatizó y agregó: “en Nueva Zelanda talaron todos los montes, largaron las semillas y los fertilizantes, y la transformaron en lo que es hoy”. Mientras Australia y Nueva Zelanda encuentran en las regiones montañosas el pasto para el cordero, Uruguay encuentra campo natural, que abarca el 85 % de la producción nacional. Complementado con pasturas, el consumo de ovinos a campo natural aporta nutrientes diferenciales en el hombre, señaló.

Pero, a pesar de que el país no se encuentra lejos de dichos productores, el investigador cree que “los otros también juegan”, y no sólo se refirió al exterior, sino también a circunstancias dentro del país. “Hay una competencia entre los rubros; la forestación, agricultura y la ganadería de carne. Eso nos lleva necesariamente a que el manejo del ovino se intensifique para generar rentabilidad”, acotó.

No obstante, Montossi cree que esa intensificación debe llevarse adelante de manera muy inteligente, en la búsqueda de hacer sistemas simples; donde no se dependa tanto del uso de la mano de obra, con el trabajo de personas especializadas en un proceso automatizado. “Ahí creo que tenemos muy buenos avances nosotros; perros de guarda, de arreo, división del campo con alambrados, todos elementos que hacen al cambio cultural al momento de producir”, dijo.

ABANDONAR LOS ARCHIPIÉLAGOS

 “A veces las razas son un elemento clave para el crecimiento de un sector, pero muchas otras se ve la oveja a través de las razas”, manifestó el investigador. Ello puede generar islas que se conviertan en archipiélagos y que no se conectan entre sí. Entonces, “que las razas no nos separen, que nos unan y que sea la producción ovina per se”.

Agregó que se observa a nivel mundial una creciente tendencia por la producción de animales fenotípicos, que externamente tiene las características de una razas, pero que genéticamente pertenece a varias, “eso ya existe”, insistió.  

“El cambio empieza por nosotros”, reflexionó Montossi, y por ello en su disertación hizo hincapié en el hombre y no en el ovino. “Ellas no son las que toman las decisiones”, finalizó.

Producción: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa

Foto: Agencia Foco.  

Compartir en: