21 de Julio de 2017
Máx. Min.
Ovinos 28 de Octubre de 2016

La problemática en la producción ovina dista de ser genética o tecnológica, dijo Ciappesoni

El director nacional de Carne y Lana de INIA aseguró que con precios más altos la presencia de corderos será muy importante.

Ovinos 28 de Octubre de 2016

La problemática en la producción ovina dista de ser genética o tecnológica, dijo Ciappesoni

El director nacional de Carne y Lana de INIA aseguró que con precios más altos la presencia de corderos será muy importante.

Montevideo / TodoElCampo- El director Nacional de Carne y Lana del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), Gabriel Ciappesoni, expresó a TodoElCampo que en el rubro ovino el manejo animal está muy estudiado y existe un crisol genético como no se encuentra en otros rubros. Por ello, aseguró que con precios altos en lana y carne, habrá una muy buena producción de corderos.

El diálogo se desarrolló en la jornada de campo y talleres “mano a mano” con productores, organizada por el INIA en la Unidad Experimental Palo a Pique, de la Estación Experimental de Treinta y Tres, el pasado martes 25 de octubre. La instancia contó con la asistencia de 200 personas.  

El especialista subrayó que la situación actual del ovino no es producto de ausencia de tecnología ni genética y por ello espera a la apertura de otros mercados para que se fortalezca e incremente el rubro. “Sabemos que se trata de un rubro que con muy poco tiempo reacciona muy rápido, por la propia característica de la especie”, agregó.

Por su parte, la investigadora referente en ovinos de INIA, Georgget Banchero, enfatizó a TodoElCampo que en ovinos, a diferencia de bovinos, no existe problema de preñez o prolificidad, sino en el nacimiento y los primeros días de los corderos. Además, desmintió que la ovinocultura extensiva sea inviable y aseguró que existen productores exitosos en todas las razas y orientaciones del rubro.

Recordó que las pariciones más tempranas del año se vieron perjudicadas por un temporal de tres días. Apuntó que está al tanto de productores que perdieron la mitad de sus corderos ya que nacieron a la intemperie. “Por eso insistimos que hay que estar prontos para las pariciones, porque la gente que le fue mal seguramente no tenía dónde poner los animales”, dijo y agregó: “ojalá que para el próximo año trabajen con abrigos o directamente con galpones”.

La especialista insistió que cada tecnología que se suma al predio reduce exponencialmente las probabilidades de mortandad de corderos. Si los empresarios ovinos no realizan ninguna acción, la pérdida puede ascender al 50 % en mellizos. Cifras similares se manejan para nacimientos únicos. Sin embargo, con buena comida y abrigo, la mortandad se reduce a un 25 %. Y con dos comidas y abrigo, a 12 %. “Yo creo que es ahí donde comienzan a andar los números”, declaró Banchero. Igualmente, se pueden anexar cosas hasta llegar al 6 %.

“Creo que las herramientas están, ahora algunos materiales son más baratos que hace un tiempo atrás y hay cosas que se pagan por si solas. En una majada de 500 ovejas se puede perder hasta U$S 11.000, por lo que cualquier inversión para abrigos se amortiza”, argumentó.

Por lo tanto, dijo Banchero, lo importante de esto es que el cordero en las primeras horas necesita comer y estar caliente. Para el primer punto, su madre tiene que estar bien alimentada en los últimos días para incorporar el calastro. Para el segundo, remarcó que lo importante es el abrigo sin importar su material. Hay parideras de nylon y hay galpones, pero sea cual sea, todo sirve mientras cumpla su función, apuntó.

Nota: Estela Apollonio

redaccion : Damian Muzzo Sosa

 

 

 

 

Compartir en: