21 de Octubre de 2017
Máx. Min.
Ovinos 16 de Febrero de 2017

La Pastoral colocó toda su oferta de Merino Dohne y los carneros promediaron U$S 1.680

En dinámico remate y con excelentes valores la cabaña logró vender 153 machos y 122 hembras.

Ovinos 16 de Febrero de 2017

La Pastoral colocó toda su oferta de Merino Dohne y los carneros promediaron U$S 1.680

En dinámico remate y con excelentes valores la cabaña logró vender 153 machos y 122 hembras.

Montevideo – TodoElCampo- Cabaña La Pastoral vendió 153 machos y 122 hembras este miércoles en Santa Bernardina (Durazno), en un remate que fue ágil y con excelentes valores.

En diálogo con TodoElCampo, Gabriel Capurro se mostró “muy satisfecho” y “agradecido a la gente que nos acompañó”, ya que además de los clientes habituales, hubo al menos seis o siete nuevos compradores.

Respecto a los números, en carneros PPI, donde la oferta fue de cinco ejemplares, el promedio de venta se ubicó en U$S 1.680, con un máximo de U$S 2 mil y mínimo de U$S 950.

Por su parte, se colocaron 27 borregos PPI, con un promedio de U$S 878, y alcanzó el techo de U$S 1.600 y un piso de U$S 500. En el caos de los borregos PPC, fueron 121 los ejemplares vendidos con un promedio de U$S 540, el mejor pago a U$S 1.300 y el de menor valor U$S 380.

En el caso de las hembras, las 104 borregas PPC promediaron U$S 151, con un máximo de U$S 160 y un mínimo de U$S140. Las ovejas, 18 ejemplares, se comercializaron a U$S 175.

LA CLAVE DEL ÉXITO

Para Capurro, tanto en Uruguay como en el mundo, “la raza está creciendo fuerte”, porque “combina la producción de carne con la lana fina de alto valor”. Entonces, cuando los productores incursionan en ella, quieren continuar: “eso hace que la demanda sea muy buena”, argumentó.

Además, reconoció que la cabaña pudo mantener a los carneros en excelentes condiciones previo al remate; “de punta a punta estaban en muy buenas condiciones y creo que la gente valora eso también”, comentó.

También en vientres el remate se mostró exitoso, “se vendieron muy rápido como estaba previsto”, explicó el cabañero, ya que de antemano se vislumbraba el interés.

EL MERINO DOHNE DE LA PASTORAL

Capurro argumentó que en La Pastoral hacen un razonamiento sencillo y es que, para que la oveja persista en Uruguay, “se tiene que producir mucha carne rápido y lana de alto valor (…) y a esa cosa apuntamos”, enfatizó.

“Con esta raza uno logra combinar esas dos cosas” y “eso hace que la oveja sea un mejor negocio”, sentenció.

Producción y foto: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa 

Compartir en: