28 de abril de 2017
Máx. Min.
Lechería 22 de febrero de 2016

La lechería en su hora más difícil

El diputado Umpierrez (foto) entiende que es "el Estado el que debe conducir un proceso de recuperación del dinero" y activar una "misión de alto grado" que vaya a Venezuela y negocie.

Hébert Dell’Onte Larrosa-Montevideo/TodoElCampo – El diputado Alejo Umpierrez del Partido Nacional dijo que “el préstamo a los lecheros no es solución” sino que se debe “demandar que Venezuela pague”; por otra parte la Asociación de Productores de Leche presentó reparaos ante la propuesta del gobierno. Venezuela es fue el país con la mayor inflación en el mundo en 2015.

Alejo Umpierrez, diputado del Partido Nacional por el departamento de Rocha, fue el legislador que convocara la semana pasada a los ministros de Ganadería Agricultura y Pesca Ing. Agr. Tabaré Aguerre y de Economía y Finanzas Danilo Astori al Parlamento Nacional a efectos de tratar la deuda de Venezuela y la situación que atraviesa la lechería nacional.

El sector lechero atraviesa una dura crisis que ha provocado el cierre de establecimientos y plantas a nivel de productores e industrias, y como ocurre siempre en estos casos las causas suelen ser múltiples y pero el atraso de Venezuela en el pago de varios millones de dólares es una de ellas.

Umpierrez dijo que las movilizaciones rurales que se han dado como las que se anuncian han ayudado a que se busquen soluciones para la lechería nacional y que la convocatoria al Parlamento de los ministros Aguerre y Astori suman en ese sentido ya que se comienzan a transitar “caminos de solución”.

Como solución el gobierno presentó a través del propio presidente Dr. Tabaré Vázquez un crédito del Banco República de U$S 66 millones, que comenzarán a pagar dentro de tres años, y dispondrán del crédito las empresas CONAPROLE, PILI, CLALDY y CALCAR, que realizaron exportaciones a Venezuela.

Sin embargo Umpiérrez dijo que el “crédito puente” que presentó el Ejecutivo como una posible solución consiste en “trasladar la responsabilidad del Estado que es el mamarracho del negocio con Venezuela, donde estafaron a la oposición y a los productores diciéndonos que votáramos una ley porque el dinero de PDVSA que pagaba ANCAP quedaba en Uruguay”.

La “solución” que aporta el Ejecutivo a esta situación “no es solución” porque un “crédito puente significa trasladar la responsabilidad del Estado a los productores”; significa que van a tener que “tomar crédito y pagar intereses hasta que Venezuela pague” y no se sabe “cuánto puede demorar Venezuela en pagar”, “¿pagará en uno, cinco o diez años?, pero ¿pagará o será como Cuba” que tuvimos que condonar la deuda?, se preguntó el legislador.

La solución del gobierno implica crear “un problema adicional a todas las empresas lácteas”, agrego.

Explicó que una empresa como CONAPROLE con un crédito de varios millones de dólares "implica incorporarlo a su balance y activos” y cuando la empresa “emite obligaciones negociables le afecta en el valor y cotización, también incide en su valor patrimonial para tener créditos en los bancos, sea el República u otro”. Esto también pasa “con empresas más chicas como CALCAR, PILI y CLALDY las que también sufren lo mismo”, dijo Umpierrez.

Añadió que aparte de todo lo dicho se da “una injustica porque hay empresas queseras, una de ellas PILI, que cobró prácticamente todos sus envíos mientras que a otras no le pagaron nada. Entonces hay situación la cual unas empresas se ven obligadas a tomar un crédito por U$S 7 millones y otra lo toma por U$S 1 millón. Una va a pagar un interés sobre un millón y otra sobre siete”.

Por toda esta situación el diputado entiende que es “el Estado el que debe conducir un proceso de recuperación del dinero”, activar una “misión de alto grado” que vaya a Venezuela y negocie la situación, con el Estado “asumiendo como lo hizo con ANCAP” una solución transitoria mientras recupera el dinero con Venezuela”.

Lo que no se puede hacer es “bajo el nombre de solución trasladar al sector productivo esta situación” de la cual no es culpable, “fue embarcado en ella y alentado por el ministro (Tabaré ) Aguerre”.

Umpierrez definió como “insostenible el costo país” que tiene que soportar el sector lácteo. Precisó que los costos de funcionamiento de un tambo subió de U$S 350 en 2005 a U$S 1.500 en 2015 y este año a U$S 1.700. El costo país significa tributos, combustibles, insumos”.

PRODUCTORES DESCONFORMES.

A nivel del sector lechero, la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL) presentó reparos ante la propuesta del gobierno, los dirigentes de la gremial entienden que es la industria láctea la que debe definir si acepta endeudarse.

Rodolfo Braga, presidente de la ANPL, dijo que el Ejecutivo con su propuesta “no contempla” lo que pretenden los productores y que “la visión de los productores es encontrada con la del gobierno”.

“En este negocio con Venezuela, el gobierno manifiesta que ellos no hicieron el negocio sino que este fue entre privados y que ellos facilitaron un acuerdo. Nosotros creemos que hubo un compromiso explícito del gobierno y tendría que por lo menos estar haciendo adelantos a cuenta del dinero que falta por cobrar de Venezuela”, dijo el gremialista.

“La lechería está en un momento histórico a punto de pasar a quiebra… Si cae la principal empresa, caen las otras”, advirtió.

El productor Andres Camy escribió en su cuenta de Facebook que “el sector lechero viaja hacia su desaparición, ya se comienzan a dar los primeros atrasos en el pago de las obligaciones tributarias, cierran tambos e industrias, seguro de paro y despidos, deudas con prestadores de servicios, vendedores de insumo y banca privada”.

En los “últimos 12 meses anunciamos una y otra vez que esto pasaría”, recordó.

“Desde lo nacional y departamental se aumentó la carga tributaria, contribución e impuesto primaria, aumento de tarifas, y para ‘adorno de la torta’ producimos durante 6 meses alimentos gratis para los hermanos bolivarianos, y por esta ‘generosidad’ debemos agregarle a los 83 millones (de dólares) del FFAL, 66 millones (de dólares) que pagaremos por ser solidarios con la revolución”, expresó en la red social.

VENEZUELA CON LA INFLACIÓN MÁS ALTA DEL MUNDO.

La pregunta es si Venezuela está en condiciones de pagar. El país caribeño está atravesando una situación económica y financiera claramente crítica. El jueves pasado el Banco Central venezolano dijo que durante 2015 la inflación se disparó a 180,9 % y la economía se contrajo 5,7 %.

Con esos porcentajes el país gobernado por Nicolás Madura ostenta la mayor inflación a nivel mundial.

Compartir en: