20 de Octubre de 2017
Máx. Min.
Agricultura 08 de Marzo de 2014

La inestabilidad del tiempo jugó una mala pasada

Sergio de Agrela: "Sin dudas este verano que está llegando a su fin ha sido uno de los más lluviosos de los últimos años".

Agricultura 08 de Marzo de 2014

La inestabilidad del tiempo jugó una mala pasada

Sergio de Agrela: "Sin dudas este verano que está llegando a su fin ha sido uno de los más lluviosos de los últimos años".

Ing. Sergio de Agrela/TodoElCampo - Sin dudas este verano que está llegando a su fin ha sido uno de los más lluviosos de los últimos años. Durante el mes de noviembre se habían dado pocos eventos de lluvia pero muy intensos, registrándose un buen nivel de agua caída pero mal distribuida, ya que hubiera sido preferible tener mayor cantidad de precipitaciones pero en menor intensidad.

En lo que refiere a las reservas de agua, este hecho permitió que se recuperasen varias de las reservas naturales y artificiales de agua del país y pudo ingresarse en forma bastante buena al verano.

Al comienzo de diciembre las condiciones atmosféricas se plantearon bien permitiendo ilusionarse con un buen verano. Pero lo cambiante del clima jugó una mala pasada y durante el último mes de 2013 las reservas de agua se agotaron rápidamente, afectando la preñez y algunos cultivos de verano, fundamentalmente los maíces.

Durante el mes de enero y hasta mediados de febrero, según datos estadísticos cayeron aproximadamente 690 mm de lluvia, dependiendo el sector del país en el que nos centremos. Generalmente los cultivos de verano, dependiendo del tipo de estos, del piso y otros aspectos, necesitan entre 600 y 800 mm de lluvia, por lo cual esa cifra fue prácticamente alcanzada en esos 45 días.

De todas formas, por la forma despareja en la que se dieron los aguaceros, el rendimiento de la producción no será acorde al agua recibida. Las precipitaciones se produjeron de forma repentina y muy continua, provocando que se viera superada la capacidad de los suelos para almacenar agua por la mala distribución de las lluvias.

Compartir en: