19 de Noviembre de 2017
Máx. Min.
Vacunos 03 de Noviembre de 2016

La importancia de vacunar contra leptospirosis y campilobacteriosis

Para estas enfermedades y las virales que afectan la reproducción "lo importante es que las hembras comiencen la época de reproducción ya vacunadas", dijo la doctora Adriana Drocco

Vacunos 03 de Noviembre de 2016

La importancia de vacunar contra leptospirosis y campilobacteriosis

Para estas enfermedades y las virales que afectan la reproducción "lo importante es que las hembras comiencen la época de reproducción ya vacunadas", dijo la doctora Adriana Drocco

Montevideo / TodoElCampo- “Es necesario recordar a los productores y veterinarios las ventajas de vacunar a los animales antes de comenzar la época de servicios”, manifestó a TodoElCampo la veterinaria de laboratorio Santa Elena, Adriana Drocco.

Explicó que existen varias enfermedades que impactan a los vacunos y pueden tener consecuencias graves en la disminución de los índices reproductivos. Entre ellas se encuentran la leptospira y la campilobacteriosis.

LEPTOSPIRA

En el primer caso, la leptospirosis, dijo la especialista que se debe combatir antes del servicio, ya que algunas de sus variantes más complejas afectan en el primer tercio de la gestación. Además, recordó que se trata de una zoonosis, por lo que el cuidado se debe extender a los trabajadores rurales que manipulan el animal.

“Es una bacteria que afecta a muchas especies de animales, en bovinos causa infertilidad y reabsorción embrionaria”, explicó y aclaró que existen variantes que pueden llegar a causar abortos. También, al encontrarse en el ambiente, puede afectar a los terneros recién nacidos causando su muerte.

La especialista subrayó que se trata de una enfermedad complicada de afrontar y que cuando el animal está afectado, se complejiza eliminar el estado de portador.

La veterinaria recomendó vacunar las hembras, ya que la leptospira coloniza el aparato reproductivo y después el riñón de cada ejemplar, cuando comienza a eliminar a través de la orina. En el caso de las hembras que nunca fueron tratadas, señaló que se les debe dar una doble dosis de Bovisan Total Selenio, con tres o cuatro semanas de distancia.

También es importante que los establecimientos que cuentan con terneras para reponer madres, piensen en vacunar a temprana edad, “para generar una base de inmunidad y ya cuando ingresan en la etapa reproductiva sólo necesitan una dosis”, dijo la especialista.

Asimismo, más allá de la doble acuñación para las primerizas, recomendó que en lugares más sensibles a la presencia de leptospirosis, como en el este del país, donde la abundancia de agua en zonas bajas colabora con su proliferación, se revacune al momento del diagnóstico de gestación con Bovisan Lepto 8, la cual tiene protección contra las ocho principales leptospiras que circulan en el medio.

CAMPILOBACTERIOSIS

En el caso deL campilobacter, es una enfermedad también causada por una bacteria, pero su modo de trasmisión es venérea, donde el toro infecta a la vaca.

De esa manera es que también para ella se debe vacunar previo al servicio. Respecto a la misma, Drocco informó que existen tres cepas de que más circulan en el medio, las cuales causan pérdidas en las primeras etapas de la gestación.

En éste caso, hay tratamientos para el toro. Sin embargo, es caro y muchas veces no es posible eliminarlo, “porque se encuentra en la parte profunda del prepucio y es complicado que el antibiótico llegue hasta allí”, dijo. Entonces, en el caso de desear hacerlo, primero hay que confirmarlo con un diagnóstico.

El diagnóstico se efectúa a través de una técnica llamada raspaje prepucial, y se necesitan tres de ellos con resultados negativos para descartar la presencia de campilobacter en el toro.

La especialista enfatizó que lo importante es estar seguro de los toros no están infectados, porque una vez que ingresan al rodeo pueden generar pérdidas “realmente muy grande”.

CONSCIENTES

La especialista manifestó que cada vez existe mayor consciencia de las pérdidas que pueden ocasionar las enfermedades infecciosas en la reproducción. “Nosotros recibimos muchas consultas de cuándo vacunar, cuándo hacer los diagnósticos” dijo, aunque igualmente falta camino por recorrer, agregó.

También es importante que los establecimientos tengan registros de los índices reproductivos y así saber dónde pueden encontrarse las pérdidas. “Hay un montón de parámetros que los productores y veterinarios deben tener en cuenta, los cuales muchas veces derivan en la necesidad de vacunar”, finalizó.

SANTA ELENA

La vacuna del laboratorio se encuentra hace 10 años en el mercado y lleva 10 millones de dosis vendidas.

Producción: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa

Compartir en: