27 de abril de 2017
Máx. Min.
Sergio Abreu 16 de mayo de 2014

La hipocresía de ambos gobiernos

Sergio Abreu: El vicepresidente de los EEUU, Joe Biden, para culminar el dislate y el cinismo político le transmitió a Mujica que su país "ve en él una herramienta por el poder de su ejemplo y no el ejemplo de su poder" .

Montevideo-Sergio Abreu/TodoElCampo – Lo del presidente José Mujica en los EEUU es un ejercicio de pérdida de memoria intencional y de un doble discurso increíble.

El Uruguay, dijo, “no es un país donde campee la corrupción. El Uruguay no es coimero. Puede haber burradas que es distinto” (seguramente se olvidó de todos los procesamientos y delitos cometidos por gente de su gobierno, salvo que exista el delito de “burrada”; en ese caso estarían todos presos).

Agregó; “con el antiimperialismo no vendemos pulpa. La gente no vive del Programa” (seguramente se olvidó de que la propuesta de la Zona de Libre Comercio con los EEUU fracasó por la falta de apoyo de su grupo político) 

En cuanto a la estabilidad democrática de Venezuela, el presidente José Mujica “sugirió a Obama que hablara con el Brasil”,

Agregó: “Ustedes tienen que hablar con Lula que es una especie de semidios de Brasil” (seguramente se olvidó que el gobierno de Lula ha sido el mas corrupto de los gobiernos brasileños y que tiene a Collor de Mello como senador electo en alianza con Lula).

Por último, destacó que necesitaba de la cooperación y de la tecnología de los EEUU; (seguramente se olvidó del secuestro de el técnico agrónomo americano Fly, de Frick Davies y de Ricardo Ferrés entre otros, que estuvieron en la cárcel del pueblo, por el pecado de ser investigadores y empresarios ejemplares).

La lista es interminable. Casi diría parte de una realidad difícil de creer. En esa comedia participaron los dos presidentes; como si no tuvieran memoria hasta compartiendo en silencio sus pesadas mochilas de violación de los DDHH. 

Pienso que Uruguay es y debe ser otra cosa; una referencia de respeto a los DDHH sea donde sea; el apego al Derecho como su principal escudo frente a los poderosos, cercanos o lejanos; el defensor de los principios y no de los momentos de oportunismo: el país de la libertad y no el del olvido de todos los que la quisieron conculcar a través de la violencia.

El vice presidente de los EEUU, Joe Biden, para culminar el dislate y el cinismo político le transmitió a Mujica que su país "ve en el una herramienta por "el poder de su ejemplo y no el ejemplo de su poder".

Siempre he defendido la libertad y el respeto a la opinión de los demás; pero nunca pensé que podría enfrentarme a esta escena de doble hipocresía que protagonizaron ambos gobiernos”.

Por decir lo menos.

Compartir en: