22 de Agosto de 2017
Máx. Min.
Agricultura 03 de Enero de 2017

La expansión urbana disminuye la tierra agrícola mundial

En 2030 el crecimiento de las ciudades habrá hecho desaparecer 300.000 kms cuadrados de las tierras actualmente cultivadas del mundo. El dato surge de un estudio de Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS)

Agricultura 03 de Enero de 2017

La expansión urbana disminuye la tierra agrícola mundial

En 2030 el crecimiento de las ciudades habrá hecho desaparecer 300.000 kms cuadrados de las tierras actualmente cultivadas del mundo. El dato surge de un estudio de Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS)

Montevideo-TodoElCampo – Crece la población mundial a pasos agigantados y es necesario producir más alimento para atender sus necesidades, la tierra va perdiendo calidad, el agua es cada vez más escasa y allí donde la hay muchas veces está contaminada. Los eventos climatológicos son cada vez más violentos y graves. ¿Qué más podría pasar para agravar un panorama claramente desafiante y cargado de incertidumbres? Cuando creíamos que teníamos suficiente surge una nueva alerta: la expansión urbana se “traga” las tierras de donde comemos.

El rápido crecimiento de las ciudades se comerá 300.000 kilómetros cuadrados de las tierras cultivables en 2030 y supondrá la pérdida de entre el 1,8 % y el 2,4 % de la superficie actualmente cultivada en todo el mundo, advierte un artículo publicado en el diario español La Razón.

En 2030 el crecimiento de las ciudades habrá hecho desaparecer 300.000 kilómetros cuadrados de las tierras actualmente cultivadas del mundo. El dato surge de un estudio difundido por Proceedings of the National Academy of Sciences PNAS (Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias).

La urbanización global tendrá lugar en tierras agrícolas que son casi dos veces más fértiles que el promedio mundial, expresa.

El estudio de PNAS señala que a nivel mundial las tierras de cultivo que probablemente se perderán son las que generaron entre el 3 % y el 4 % de la producción mundial de cultivos en el año 2000.

Un comunicado del MCC añade que los alimentos producidos en esa superficie serían suficientes para proporcionar a más de 300 millones de personas 2.500 calorías por día durante un año entero.

Los investigadores entienden que el impacto de la extensión urbana sobre las tierras de cultivo acarreará problemas para la seguridad alimentaria global, lo que se añadirá a los problemas causados por el cambio climático y el rápido crecimiento demográfico.

El estudio examinó también la pérdida total de cultivos en todo el mundo. Para determinar la productividad de esa tierra, los investigadores utilizaron la producción agregada de los 16 cultivos alimentarios más importantes, incluyendo por ejemplo el maíz, el arroz, la soja y el trigo.

Según sus cálculos, el fuerte crecimiento del tamaño de las ciudades supondrá la pérdida de entre el 1,8 % y el 2,4 % de la superficie cultivada en todo el mundo en el año 2030.

Los efectos de esta situación dependen de la dinámica de urbanización en cada país. El 80% de las pérdidas de tierras de cultivo corresponderán a Asia y África, donde la urbanización será más rápida. En la India el proceso de urbanización no es tan rápido como en China y menor a escala global, por lo que las pérdidas de tierras cultivables serás significativamente más bajas en este país.

Las zonas más afectadas por la expansión urbana serán Egipto, Nigeria, los países ribereños del lago Victoria en África y el Este de China. Sólo China tendrá que soportar una cuarta parte de la pérdida global de tierras cultivables, que asciende a casi 80.000 km².

LOS CULTIVOS AMENAZADOS. Los cultivos que más preocupa a los investigadores son los de maíz, arroz, soja y trigo, piedras angulares de la alimentación global.

Asia experimentará la mayor pérdida absoluta de tierras de cultivo, mientras que los países africanos experimentarán el mayor porcentaje de pérdida de tierras de cultivo.

Nigeria perderá el 17 % de su producción de arroz y el 12 % de su producción de maíz está amenazada.

Egipto perderá el 40 % de su producción de arroz y más del 60 % de su producción de maíz.

El arroz, a nivel global, perderá el 9 % de su producción actual, lo que ocurrirá predominantemente en Asia.

Para los investigadores, las dinámicas urbanas vinculadas al crecimiento demográfico, entre otros factores, ejercen una presión sobre los sistemas alimenticios que amenaza la subsistencia en regiones vulnerables del planeta.

Un problema adicional es que no resulta sencillo desplazar los cultivos cuando se expanden las ciudades, si bien la agricultura urbana puede ejercer una función paliativa de esta dinámica, expresa La Razón.

Para contrarrestar el efecto negativo de la urbanización de las zonas agrícolas la agricultura urbana es importante para mantener la cadena local de suministro y proporcionar subsistencia a los agricultores urbanos, destacan los investigadores, pero la agricultura urbana no es suficiente para alimentar a la población.

Artículo origina de La Razón: http://www.larazon.es/atusalud/la-expansion-urbana-se-traga-las-tierras-de-donde-comemos-EF14227223

Documento de PNAS: http://www.pnas.org/content/early/2016/12/20/1606036114.full

Compartir en: