26 de marzo de 2017
Máx. Min.
Economía 26 de mayo de 2016

La Asociación Rural no se sorprende del ajuste fiscal del gobierno

La "excesiva" suba de los impuestos en el sector agropecuario "es un proceso que se ha venido concretando en los últimos tiempos", dijo Ricardo Reilly, presidente de la ARU.

Montevideo/TodoElCampo – El ajuste fiscal recientemente anunciado por el ministro de Economía Cr. Danilo Astori, “no es novedad”, dijo el presidente de la ARU, Ricardo Reilly quien estima que el ajuste se debe implementar en el Estado. También advirtió que estamos en una situación semejante “a los de las épocas de mayor estancamiento productivo del Uruguay”.

La “excesiva” suba de los impuestos en el sector agropecuario “es un proceso que se ha venido concretando en los últimos tiempos", dijo Ricardo Reilly, presidente de la Asociación Rural del Uruguay (ARU).

Agregó que se debe analizar la forma en que impactarán “los cambios en el IRAE”, el Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas, algo sobre lo que la ARU y a está trabajando, adelantó.

Reclamó que el ajuste de se debería ejecutar en el Estado “recortando el gasto, gestionando y administrando con responsabilidad el dinero de la gente".

Reilly opinó que "el Estado debe estar presente, pero debe invertir de forma productiva y no gastar de manera improductiva como se hizo durante estos años de recaudación fiscal récord”.

Por esa conducta ahora tenemos “el problema” de que “no hay dinero para llevar adelante una economía contracíclica", subrayó el gremialista de la ARU en declaraciones al diario El Observador.

Respecto a la promesa que durante la campaña electoral hizo el Dr. Tabaré Vázquez sobre que no habría nuevos impuestos, Ricardo Reilly dijo que fue un “juego de palabras” y que fueron los productores agropecuarios “los primeros” en darse cuenta “qué había detrás” de ese “juego de palabras” de Vázquez. Ahora “terminamos con un incremento de más del 30 % en la Contribución Inmobiliaria Rural en el peor momento del sector de los últimos 10 años”, expresó.

COMO LAS ÉPOCAS DE MAYOR ESTANCAMIENTO PRODUCTIVO.

Reilly entiende que los impuestos deben sumarse porque también están los referidos a Primaria y Patrimonio reinstalado hace unos años. A eso se agregan los aportes patronales al Banco de Previsión Social (BPS), con la acumulación de impuestos ciegos a la tierra, "se asemejan a los de las épocas de mayor estancamiento productivo del Uruguay", lamentó.

Ahora “está ocurriendo” lo que la ARU había advertido: que en un escenario de adversidad y con precios deprimidos, los gravámenes iban a jugar en contra del desarrollo y la inversión productiva, dijo.

Otro factor es el de las subas de las tarifas públicas en un rango mayor a la inflación de enero y el combustible, concluyó en sus declaraciones a El Observador.

Compartir en: