18 de Agosto de 2017
Máx. Min.
Actualidad 31 de Octubre de 2015

La agricultura

"No vamos a descubrir nada en argumentar que nuestro clima es muy errático y que las cosas hay que hacerlas lo más rápido posible, porque no sabemos de cuanto tiempo disponemos".

Actualidad 31 de Octubre de 2015

La agricultura

"No vamos a descubrir nada en argumentar que nuestro clima es muy errático y que las cosas hay que hacerlas lo más rápido posible, porque no sabemos de cuanto tiempo disponemos".

Horacio Jaume-Montevideo/TodoElCampo – No importan las terminologías,  ya que éstas siempre están emparentadas con las épocas. Los desafíos son siempre los mismos, y la manera en que se presentan y las formas de resolverlos, van de la mano al éxito y los fracasos.

Es común escuchar por estos días el término "ventanas de siembra"; que no es otra cosa que aquel viejo término de los paisanos "en cuanto dé lugar".

No vamos a descubrir nada en argumentar que nuestro clima es muy errático y que las cosas hay que hacerlas lo más rápido posible, porque no sabemos de cuanto tiempo disponemos. Tanto la siembra, como la cosecha, tienen una espada de Damocles sobre su cabeza.

Esta zafra agrícola está un poco más entreverada, ya que al clima se le ha sumado la inestabilidad y los bajos precios en los mercados.

Repasando los principales cultivos, nos encontramos con el trigo, que no se mostraba muy tentador en la siembra, ya que veníamos de una cosecha con problemas de calidad que dificultaron su comercialización.

Lo más tentador era el rastrojo de soja que quedó muy lindo y que por tanto era relativamente fácil prepararlo. No se plantó mucho, entre 200.000 y 300.000 ha.

Su desarrollo fue correcto, y se estaría frente a una buena cosecha, siempre y cuando las lluvias no lo perjudiquen.

Supuestamente tendríamos un cultivo sano, del que no habrá mucha producción, pero es bueno.

La cebada también estaría en el mismo rango. El panorama en la siembra fue más complicado, pero las plantas se fueron acomodando. En el arroz, ha avanzado muy poco. Si bien las represas están completas, los caminos están destrozados y la época de siembra ideal está corriendo sin que el tiempo presente las mejores características.

Respecto a la soja, se estima un área no mayor a 1,3 millones. En el este del país, se plantaría muy poco y el tema fletes en los costos juega un papel preponderante.

La situación actual es de quietud, ya que el tiempo no permite hacer mucho.

Compartir en: