17 de Agosto de 2017
Máx. Min.
Actualidad 22 de Diciembre de 2014

José Mujica y el Poder Judicial

Sergio Abreu: ¡Hay tanta arena en Uruguay! Y parece que son toneladas que el presidente y sus acólitos echan al engranaje institucional para desvirtuar la democracia y la tolerancia.

Actualidad 22 de Diciembre de 2014

José Mujica y el Poder Judicial

Sergio Abreu: ¡Hay tanta arena en Uruguay! Y parece que son toneladas que el presidente y sus acólitos echan al engranaje institucional para desvirtuar la democracia y la tolerancia.

Montevideo-Sergio Abreu/TodoElCampo – El presidente José Mujica dice que ha "puesto su grano de arena" en la relación EE.UU.-Cuba (?).

Sería bueno que ponga algunas toneladas de arena para reconstruir los derechos de todo el Poder Judicial.

Que contribuya a fortalecer la columna vertebral de la República como es la Justicia.

Que no presione a los jueces ni directa o indirectamente.

Que cumpla con la ley en lo que dispone a sus remuneraciones.

Que no viole la Constitución con un mamarracho jurídico que ahora tendrá que enmendar en Diputados.

Que no de clases de moral y de conducta al propio poder que en democracia lo condenó, a el y a todos los que sabemos, por atentado a la Constitución en grado de conspiración,

Que no se olvide que los delincuentes que se fugan de la cárcel no lo dejan de ser aunque lo disfracen con ribetes novelescos.

Que la humildad espiritual y política nada tiene que ver con chacras, Fuscas o vestimentas intencionadamente folklóricas.

Que lo que lleva una persona en su corazón y en su coherencia nada tiene que ver con vestir de gala o con zapatillas.

Que desde el poder como desde la sedición se puede violar la Constitución, los derechos humanos, la libertad de expresión y la convivencia pacífica.

Que el Derecho sigue siendo el gran escudo de los débiles y no una molestia burguesa que hay que ignorar cuando lo político debe prevalecer sobre lo jurídico.

¡Hay tanta arena en Uruguay! Y parece que son toneladas que el presidente y sus acólitos echan al engranaje institucional para desvirtuar la democracia y la tolerancia.

Si el presidente le pusiera un grano de arena a la prepotencia sindical sería mas útil que la que se adjudica en un juego de poderes internacional al que no llega ni al nivel de un actor de reparto.

Compartir en: