27 de marzo de 2017
Máx. Min.
Ovinos 14 de junio de 2016

Instan a la Dirección de Fauna a que habilite la caza de zorros sin trabas burocráticas

"Se pretende que nadie se sienta culpable por hacer un control del zorro", dijo el el técnico del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), Javier Frade, durante las XLIV Jornadas Uruguayas de Buiatría en Paysandú

Paysandú / TodoElCampo- Luego de su disertación sobre Estrategias para el control de predadores, Frade insistió que buscó transmitir la experiencia del SUL  y la angustia que viven los productores por el ataque de perros y zorros, asunto considerado permanente, difícil de controlar, y más aún de erradicar.

Recordó que en 2009 se suspendieron las perreras bajo el argumento que con medidas como la castración y los refugios particulares, iban a resolver el problema. Sin embargo, “la población de perros que hacen daño creció sensiblemente”, dijo, y agregó que ahora estos se encuentran protegidos por ley.

En el caso de los zorros, al estar prohibida su caza, señaló que han aumentado mientras la población ovina desciende a un stock histórico, lo que conlleva que menos productores se vean afectados por más ataques.

Este técnico indicó que desde Fauna del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA), se insiste con estudios añejos que sostenían que los ataques de zorros sólo se efectuaban a corderos que no eran viables en su desarrollo. Sin embargo, Frade aseguró que desde el SUL se tienen infinidad de ejemplos de corderos viables que fueron atacados. Además, aseguró que en muchos de esos predios se tomaron medidas de protección y la señalada aumentó en 30 % o 40 %.   

El impacto económico que generan los predadores es variable según el tipo de animal que sea, la región y las características topográficas del sistema productivo  y de la infraestructura existente. El integrante del SUL lamentó la protección por ley de algunas especies.

MEDIDAS

Ante  “tremenda” realidad, a los productores no les queda otra que invertir en medidas como los encierros, alambrados eléctricos, llamas y perros de guardia, dijo. Igualmente, apuntó que “esto es como un robo; vos podes poner alarmas y rejas, pero también hay que actuar en la población que se dedica a eso”.

Así y todo, reconoció que las medias “han sido efectivas”. En el caso de los perros Maremma, los productores “ya ni ven zorros” en los predios, porque el can en sus recorridas va más allá del predio del productor.

Por su parte, tanto las llamas como los burros sacan de circulación a los zorros al dormir en el mismo potrero que las ovejas. Esa intervención ya es dentro del predio, aclaró.

De todas formas, más allá de las medidas que pueden tomar los productores, Frade insistió en la necesidad de hacer hincapié en la matanza de corderos que hacen los zorros. En especial, cuando Fauna insiste en que no es así. “Nosotros tenemos nuestra experiencia desde hace muchos años, y de asistir a muchos productores del país”, enfatizó.

Sobre la actitud de Fauna, dijo no saber si se trata mero capricho, pero aseguró que en el caso de permitir la caza de esa especie, y no como existe actualmente donde es un “un trámite burocrático importante”, puede ser una medida viable para que “nadie se sienta culpable de poder hacer control del zorro”, manifestó.

En ese sentido, recordó que muchos productores desesperados recurren al veneno, lo cual no sólo afecta al responsable directo de las muertes de corderos, sino que también perjudica a especies que nada tienen que ver con el asunto.

UNA PERLA MÁS DEL COLLAR

La población ovina se ha reducido a 6,7 millones de cabezas en 2015, el menor registro de la historia de Uruguay. La reducción, además de la competencia con otros rubros, se debe a la faltante de mano de obra especializada, abigeato y muertes de animales por predadores.

Producción: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa

 

Compartir en: