22 de Agosto de 2017
Máx. Min.
Ovinos 14 de Enero de 2017

INIA promueve el uso de "parideras" para reducir a un mínimo la mortandad de corderos

El sistema de "parideras" que investiga y promueve el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) logra aumentar el porcentaje de sobrevivencia del sector ovino hasta el 98%, en tiempos en que los temporales y el frío ocasionan pérdidas importantes en las corderadas nuevas, dijo Georgette Banchero.

Ovinos 14 de Enero de 2017

INIA promueve el uso de "parideras" para reducir a un mínimo la mortandad de corderos

El sistema de "parideras" que investiga y promueve el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) logra aumentar el porcentaje de sobrevivencia del sector ovino hasta el 98%, en tiempos en que los temporales y el frío ocasionan pérdidas importantes en las corderadas nuevas, dijo Georgette Banchero.

Montevideo - TodoElCampo -  Además del abigeato y los depredadores, los fenómenos climáticos adversos como tormentas y bajas temperaturas  provocan severas pérdidas en la producción ovina, especialmente en corderos. Sin embargo, contando con una adecuada prevención basada en un sistema tecnológico con el que INIA ha trabajado, el índice de mortandad en ovinos se puede reducir hasta sólo un 2%. Este sistema denominado de parideras, consisten en la construcción de un lugar físico donde la oveja y su cría queden a resguardo del clima y los predadores.

Los fenómenos climáticos que han ocurrido en el país en lo que va del año (como los sucedidos en Dolores, Rocha, San Carlos y Cerro Largo, en otros) suponen un duro golpe para la supervivencia de las coderadas y el estado general de las majadas.  El instituto Nacional de Investigación Agropecuaria  (INIA) promueve el uso de “parideras” como forma de resolver esta limitante, basadas en la investigación  y la experiencia de varios productores.

La doctor Georgette Banchero, responsable de la Unidad de Ovinos de INIA La Estanzuela, dijo a TodoElCampo  que “las parideras ofrecen un lugar físico donde la oveja se pueda resguardar  del frío y de la lluvia, y donde puedan parir y crear un vínculo con su cordero”.

Señaló que la utilización de las mismas reducen la mortalidad en un porcentaje importante protegiendo a los corderos recién nacidos del frío y de las lluvias, favoreciendo al mismo tiempo la supervisión por parte de los propietarios, haciendo que la tarea de los técnicos agropecuarios sea más fácil.

No obstante, sostuvo que si bien los productores que han puesto en práctica este sistema se muestran contentos con los resultados, es un sistema que se debe seguir mejorando y planificando para obtener incluso mejores resultados.

Banchero dijo a TodoElCampo que algunas experiencias se han hecho en galpones subdivididos por bastidores y que  un área de 2 metros por dos metros es suficiente para las ovejas, que pueden ser construidas con aquellos materiales con los que el productor cuente, siempre y cuando se cumpla la función de resguardar a los animales y que el cordero no pueda escapar. Esas parideras pueden ser colectivas o individuales, según las necesidades que tenga el productor, indicó.

Esta técnica investigadora afirmó que “la diferencia entre contar o no con esta tecnología se vio en las tormentas de inicio de año, donde hubo productores que tuvieron una pérdida del 50% de sus animales, mientras que entre aquellos productores que están poniendo en práctica el sistema, hubo muchos que no tuvieron ninguna pérdida.  

CÓMO TRABAJAR DURANTE LA ÉPOCA DE PARTOS

Los productores tienen dos maneras de realizar el trabajo: o esperar a que el animal haga el trabajo de parto fuera de la paridera para después encerrarla y cuidarla, o llevarla a la paridera antes del parto, para protegerla antes y después. “Estamos todos aprendiendo” explica Georget Banchero “hay gente que encierra unos días antes, teniendo una precisión de la ecografía, y otros que hacen parir alrededor del galpón, y dependiendo del clima encierra si es necesario”.

En su opinión es mejor resguardar a los animales antes de la época de temporales para que el productor no sea sorprendido por un clima perjudicial.

Dijo que también ha visto a productores con un sistema muy estructurado: controlan las fechas de parición de sus ovejas y las resguardan una semana antes de que paran. Cuando el vínculo con los corderos está formado, sacan a esas ovejas y mete otras que estén por parir.

Se debe tener en claro que si bien este sistema no elimina la pérdida de animales, sí aumenta la supervivencia al 98%. 

  Produccion: Diario Rural

 Redaccion: Martin Coca

Compartir en: