26 de Junio de 2017
Máx. Min.
Lechería 29 de Setiembre de 2015

Inia presentó a su nuevo director del Programa Nacional de Lechería

Montevideo. La presentación se realizó en la sede del Inale, respondiendo a la intención, puesta de manifiesto por todos los actores presentes, de trabajar articuladamente las instituciones públicas como privadas.

Lechería 29 de Setiembre de 2015

Inia presentó a su nuevo director del Programa Nacional de Lechería

Montevideo. La presentación se realizó en la sede del Inale, respondiendo a la intención, puesta de manifiesto por todos los actores presentes, de trabajar articuladamente las instituciones públicas como privadas.

Montevideo/TodoElCampo – El Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (Inia) presentó este lunes a Santiago Fariña como nuevo director del Programa Nacional de Lechería.

La presentación se realizó en la sede del Instituto Nacional de la Leche (Inale), lo cual respondió a la intención, puesta de manifiesto por  todos los actores presentes, de trabajar articuladamente tanto las instituciones públicas como las privadas. 

Inia diagnosticó desde hace algunos años  que como instituto de investigación no tenían el “rendimiento deseado”, explicó su vicepresidente José Repetto, por lo cual  comenzaron con la aplicación de una reestructura para revertir esa situación. Dentro de ese proceso de cambio, se encontraba la investigación en lechería, y es allí donde se inscribe la llegada de Santiago Fariña, un joven ingeniero agrónomo argentino que logró un doctorado de Intensificación de Sistemas Pastoriles en Australia.

Fabio Montossi, director nacional de Inia, sostuvo que Uruguay no es un simple vendedor de commodities, sino que ofrece procesos de producción basados en pasturas. Dijo que el propio sector lechero ha sido históricamente “un ejemplo de innovación tecnológica renovándose una y otra vez, por lo que Inia quiere, y debe, acompañar éste proceso”. Además, subrayó que una aparente crisis económica no puede traducirse en limitaciones de innovación e ideas. Explicó que la formación en investigación lleva 10 años y, en un rubro estratégico para el país, no se puede pretender el lujo de esperar.

Inia considera que existe una buena base de conocimiento,  pero el instituto no ha sabido comunicarlo. De todas formas, dijo, “siempre quedan cosas por hacer”. Señaló que además de mejorar la productividad y agregarle valor al producto, se debe trabajar en la disponibilidad y calificación de la mano de obra; reducción del impacto ambiental y menos uso de agua y energía.

Consideró que la producción nacional tiene algunas particularidades que la hacen única, partiendo de la base que el 70% de la producción tiene como destino la exportación y que  el 90% de la misma está en manos de cooperativas de productores que en su mayoría son familiares, con un promedio de 200 hectáreas cada uno.

Apuntó además que tiene otras particularidades como el hecho de que de los 4 mil productores, 3 mil se aglutinan en una misma región, y visto que no son competencia, ello permite una gran interacción entre los mismos. Aparte de ello, sostuvo que el sector está apoyado por distintos actores: como es el Instituto Nacional de Colonización (INC) o el propio Banco República (Brou). Eso sumado a las muy buenas características del producto logrado, incentiva la investigación.

Sin embargo, Montossi  indicó que la investigación no puede partir de cualquier lado, sino que debe tener como centro la cultura de producir leche asociada con el clima y la naturaleza. “Una forma de producción donde el productor se sienta realizado y que estimule a sus hijos a perpetuar la producción”.

NUEVO DIRECTOR

Santiago Fariña se crio en una zona rural al sur de la provincia de Buenos Aires y luego de recibirse comenzó a trabajar con grupos Crea de Argentina. Tres años después de retornar de Australia, donde se doctoró, le surge ésta oportunidad de liderar el Programa Nacional de Lechería.

Manifestó que le atrae el capital humano de Uruguay, desde el productor al investigador, y la claridad que tiene el país a la hora de saber qué quiere y cómo pretende lograrlo. También subrayó que se siente muy esperanzado en lo que se puede lograr, porque la articulación es algo que no se ve en todos lados.

Fariña se instalará en Uruguay a partir de noviembre y buscará potenciar la producción científica y tecnológica sin perder el factor de cercanías con los productores.

Hay algo en lo que todos los disertantes coincidieron; se debe producir sosteniblemente en lo económico, ambiental y lo social.

Foto y redacción: Damián Musso Sosa.

Compartir en: