16 de Diciembre de 2017
Máx. Min.
Economía 05 de Diciembre de 2015

Inflación y dólar en ascenso en Uruguay

El dólar seguiría en ascenso en Uruguay y pensamos que podría superar claramente los $ 35 antes de finalizar el próximo año 2016 como ya hemos advertido en informes anteriores.

Economía 05 de Diciembre de 2015

Inflación y dólar en ascenso en Uruguay

El dólar seguiría en ascenso en Uruguay y pensamos que podría superar claramente los $ 35 antes de finalizar el próximo año 2016 como ya hemos advertido en informes anteriores.

Cr. Gonzalo Gatti Irastorza-Montevideo/Finanzas Uruguay/TodoElCampo – De acuerdo a los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística la inflación de noviembre ascendió a 0.43 % y de esta forma la inflación acumulada del año llegó al 10.04 % a pesar de los acuerdos de precios y el control de los agregados monetarios (cantidad de dinero) que han aplicado las autoridades del país.

De todas formas la inflación acumulada del año incluye el aumento de precios de enero que es particularmente alto debido a la rebaja transitoria de las tarifas de UTE que se viene aplicando en los meses de diciembre y que se extornan en enero. En otras palabras, desde el año 2012 tenemos una distorsión entre los distintos mecanismos de medición de inflación. Por ejemplo, mientras que la inflación acumulada del año a noviembre superó el 10 % tenemos una inflación de los últimos doce meses que aumentó desde el 9.15 % en octubre hasta un 9.46 % en noviembre.

Suponemos entonces que el 2015 cerraría con una inflación menor al 10 % por esa deflación esperada en el último mes del año. Diciembre lógicamente es el único mes donde se igualan la inflación acumulada y la de los últimos doce meses.

La realidad nos indica que se hizo todo ese lío para maquillar la inflación del año 2012 que había acumulado un 8.27 % a noviembre y hubiese terminado el año en el entorno del 8.8 % en lugar del 7.5 % informado como oficial luego de rebajar transitoriamente el costo de la energía eléctrica. Finalmente como los aumentos de precios no cedieron en los años siguientes, el gobierno tuvo que seguir aplicando la medida, pero lo cierto es que el único año que se benefició en cuanto a la medición de su inflación fue el mencionado 2012. En los años posteriores la medida se convirtió en neutra más allá de la distorsión entre los indicadores, lo que bajó en diciembre ya subió en enero de ese mismo año. Tenemos entonces algo más de 1 % de ¨mentira¨ del año 2012 que no se pudo sincerar en los años siguientes y por lo visto tendremos que seguir esperando…

LO IMPORTANTE Y A LA VEZ PREOCUPANTE: LA INFLACIÓN VA A CONTRA MANO DEL COMPORTAMIENTO DE LA ECONOMÍA

Más allá de si superamos o no la barrera psicológica de inflación del 10 % dependiendo de qué mecanismo de medición utilicemos, lo cierto es que los desajustes de la economía uruguaya están produciendo efectos contradictorios. Si bien es justo decir que la suba del tipo de cambio tiene sus efectos en la inflación, la teoría económica indica que cuando una economía comienza a desacelerarse las presiones inflacionarias tienden a ceder por una reducción de la demanda interna de productos y servicios. Sucede lo contrario cuando la economía comienza a reactivarse y por eso en los EE.UU. y Europa les preocupa que tengan incrementos de precios casi nulos, señal de que aún les queda mucho por hacer. En Uruguay nos desaceleramos económicamente pero contradictoriamente a lo esperado se acelera el incremento del precio de los bienes y servicios que consumimos.

LA ESTANFLACIÓN, ESE RIESGO CRECIENTE QUE YA OCURRE POR EJEMPLO EN ARGENTINA Y BRASIL

Ya hemos advertido desde este espacio que si Uruguay no modera los ajustes salariales y no reduce el gasto público en relación al PIB podría ocurrir un fenómeno de nulo crecimiento económico pero con inflación en ascenso. Si bien técnicamente no hemos llegado aún a esa situación, lo cierto es que cada vez nos acercamos más y basta con mirar el comportamiento de la inflación a pesar de los acuerdos de precios y otras medidas gubernamentales. Por otro lado, entendemos que el presupuesto quinquenal que maneja el gobierno y que resulta fundamental para la evolución del gasto público contiene supuestos en cuanto al crecimiento de la economía que nos parecen un tanto optimistas y podrían complicar aún más la situación fiscal del país que ya luce comprometida con un déficit superior al 3.5 %.

UNA DEVALUACIÓN DEL PESO URUGUAYO QUE ESTÁ LEJOS DE FINALIZAR..

A la luz de los problemas que está teniendo la economía uruguaya, a los que se le suma un contexto regional claramente adverso y un EE.UU. que pretende comenzar a aumentar gradualmente sus tasas de interés evidentemente pensamos que nos encontramos ante un escenario devaluatorio para el peso uruguayo en los próximos años, salvo que suceda algún hecho relevante pero aún no previsible dada la información disponible. La buena noticia para Uruguay sigue siendo el precio del barril del petróleo Brent que se mantiene por debajo de los cincuenta dólares y también un escenario de tasas bajas y de lenta recuperación que se mantendría en el tiempo fruto de esa ¨guerra de divisas¨ que algunos no quieren ni mencionar. De todas maneras el dólar seguiría en ascenso en Uruguay y pensamos que podría superar claramente los $ 35 antes de finalizar el próximo año 2016 como ya hemos advertido en informes anteriores.

(*) El autor, Cr. Lic. Gonzalo Gatti Irastorza, es el responsable de Finanzas Uruguay.

Compartir en: