26 de Mayo de 2017
Máx. Min.
Agricultura 07 de Diciembre de 2016

INASE y URUPOV: Buscan mejorar el mercado legal y alentar el uso de semillas de calidad

Luego de regularizar el sistema en el primer trimestre del 2017, se procederá a identificar molecularmente variedades de trigo y semillas forrajeras.

Agricultura 07 de Diciembre de 2016

INASE y URUPOV: Buscan mejorar el mercado legal y alentar el uso de semillas de calidad

Luego de regularizar el sistema en el primer trimestre del 2017, se procederá a identificar molecularmente variedades de trigo y semillas forrajeras.

Montevideo / TodoElCampo-El pasado viernes 2 de diciembre, el Instituto Nacional de Semillas (INASE) y la Asociación Civil Uruguaya para la Protección de los Obtentores Vegetales (URUPOV) firmaron, en la Sede Central de INASE, un convenio de cooperación para la ejecución de un proyecto que permitirá identificar cultivares de soja a través de técnicas moleculares.

En diálogo con TodoElCampo, el director de INASE, Daniel Bayce, dijo que el objetivo radica en identificar en cualquier muestra la variedad a la que pertenece para evitar cualquier tipo de problema. Con ello se busca mejorar el mercado legal y alentar el uso de semillas de calidad e identidad comprobada.

Explicó que se toman muestras de ADN que son enviadas a Canadá, y en 15 días retornan los resultados. Después se realiza un proceso de bioinformática donde se determina que variedad es.

Aclaró que el nuevo sistema no sustituye el método tradicional de parcelas de campo. No obstante, el segundo sufre deficiencias ante la enorme cantidad de variedades que existen en plaza; con resultados que no son concluyentes y, en los casos que se confirma que las variedades no son las que dicen ser, tampoco se puede determinar de qué especie se trata.  

EL AVANCE

El avance en el mejoramiento genético ha incorporado herramientas como las técnicas moleculares para identificar variedades de manera precisa. Éstas constituyen un instrumento potente por su rapidez, precisión, confiabilidad e independencia de las condiciones ambientales de cultivo.

Asimismo, para Bayce no existen a nivel internacional países que controlen el cien por ciento de las variedades, pero “quizás podemos hacerlo nosotros, porque no tenemos las centenares de variedades que tienen en otros lados”, comentó.

En ese sentido, informó que en Uruguay existen 200 variedades registradas, aunque también existen otras que no se encuentran en el registro y son utilizadas por los productores de manera legal. 

EL FUTURO

El director de INASE manifestó que con los años las variedades de trigo han mejorado, mientras que en soja, un cultivo más reciente, ya comenzó con un alto índice de legalidad.

Cuando finalice el ajuste para la soja, seguramente en el primer trimestre del 2017, se comenzará con el trigo y, posteriormente, con semillas forrajeras, indicó Bayce.

Producción: Diario Rural

Redacción: Damián Musso Sosa

 

Compartir en: