26 de Mayo de 2017
Máx. Min.
Vacunos 12 de Noviembre de 2016

"Hay que ser más agresivo en la agenda internacional", dijo el director de Marfrig

El director de Marfrig Global Foods para el Cono Sur, Marcelo Secco, insistió en que el país debe mostrar más y mejor los diferenciales que tiene con sus competidores

Vacunos 12 de Noviembre de 2016

"Hay que ser más agresivo en la agenda internacional", dijo el director de Marfrig

El director de Marfrig Global Foods para el Cono Sur, Marcelo Secco, insistió en que el país debe mostrar más y mejor los diferenciales que tiene con sus competidores

Punta del Este, Maldonado / TodoElCampo- “Tenemos que dar pelea y mostrar en la cancha que somos un jugador importante”, enfatizó en diálogo con TodoElCampo el director ejecutivo de de Marfrig Global Foods, el uruguayo Marcelo Secco.

El especialista indicó que aún existen espacios por conquistar y Uruguay, desde la sustentabilidad y diferenciación, puede avanzar en él.

Por otro lado, tanto la Unión Europea como Estados Unidos no parecen estar dispuestos a desarrollar grandes modificaciones en la importación. Explicó que en el primer caso hay “un compromiso social con sus productores” y, por lo tanto, “no va a cambiar su esquema de importación”. Por el otro, el país norteamericano con la victoria de Donald Trump aparentemente se cerraría un poco más al mundo, por lo que allí no hay muchas esperanzas, comentó.

Aunque esas noticias pueden desanimar, Secco subrayó que se debe continuar con el trabajo porque “la agenda es permanente”, y la búsqueda de ingresar con condiciones más ventajosas también debe serlo.

En ese sentido, se preguntó hasta qué punto la agenda uruguaya debe ser multilateral y no unilateral. Ejemplificó con la posibilidad de concretar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China y poder “captar una oportunidad mejor que los competidores, que algunos de ellos están acá en la región”, dijo.

REVISIÓN

Para el especialista, desde las entrañas del país generalmente se es muy crítico y se remarca todo lo que está en el debe, y poco se enfatiza en aquello que está en el haber. Sobre esto último, que no es poca cosa, se destaca la sustentabilidad, agregó Sacco.

Sin embargo, remarcó la necesidad de generar y mostrar más algunos de los atributos de la ganadería nacional; esos que son verdad “y que al consumidor le gusta escuchar”.

Insistió que en los diferenciales el país debe ser “más proactivo”, tener “una actitud un poco más desafiante al mundo”, porque el consumidor necesita conocer el mensaje de Uruguay a la hora de decidirse por una u otra proteína.

Dijo que ese mensaje también se debe difundir en el mercado interno porque “los uruguayos somos grandes consumidores de carne”, y muchas veces los propios compatriotas no saben de qué consta la agenda que hace al país agroexportador.

Todo ese aparato de comunicación y marketing tiene un costo, y los negocios deben ir bien para que el aparato tenga sustento, aclaró Sacco.

UN EJEMPLO, LA TRAZABILIDAD

Comentó que la trazabilidad es un ejemplo a comunicar. Recordó que fue dificultoso implementarla, pero su funcionalidad es enorme. “No se puede medir su impacto a la hora de vender, pero da una credencial que otros no tienen”, dijo y agregó: “yo creo que nos ha permitido salir de algún barro que se nos formó en algún momento”.

Por ello, instó a que se utilice aún más como estandarte de las características de producción nacional. Ejemplificó con Corea del Sur, mercado donde el país puede ingresar con cortes anatómicos pero no puede hacerlo en block. “Entonces, en un país que puede defender un montón de cosas, tenemos que ser agresivos”, retomó.

RELACIÓN PRODUCTOR E INDUSTRIA

Sobre la eterna discusión de la relación entre productores e industriales, Secco, quien está en ambas orillas, manifestó que la mejor manera de lograr acuerdos es continuar con las discusiones responsables.

En ese marco, indicó que existe una relación flaco-gordo que “nunca la tuvimos”, pero a pesar de ese buen momento, “quizás la cría no tenga la misma rentabilidad que otros años”, acotó. Apuntó que la cría “es un negocio sensible, ineficiente biológicamente”. Indicó que ello encarece al invernador y no lo deja en un lugar cómodo. “Y tampoco uno puede estar cambiando de modelo de negocio todos los años”, expresó.

El director de ejecutivo del Conosur de Marfrig señaló que multiplicidad de variantes influyen en la venta de los productores; desde la escala y el costo, hasta los mecanismos de comercialización utilizados. Entonces, no cuestionó la buena dinámica de los negocios, sino la eficiencia.

Además, manifestó que parece difícil entender cómo no se puede mantener un negocio que tiene un marco de costos con una fluctuación que no pasa de algunos centavos, en un país netamente exportador. Dijo que “cuando no hay margen, no sobra para nadie”, en referencia a los constantes conflictos por el pago de los ganados, y agregó que “cada uno es responsable de su negocio y después la pelea (entre la industria y los productores) va a estar por los precios”, “¡bienvenida sea!”, sostuvo.

2017

Para el próximo año espera que los negocios sean estables, con una faena que se consolide en 2.2 millones de reses. “No veo problemas de comercialización, independientemente lo que suceda en el mundo”, dijo y señaló que no le vendría mal al país volver a ingresar Rusia, intensificar el comercio con Corea del Sur y concretar el TLC con China.

Producción: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa

Compartir en: