18 de Octubre de 2017
Máx. Min.
Agricultura 19 de Agosto de 2016

Hacer soja en el este vuelve a tener un potencial de rentabilidad

La estructura de costos para la soja en el este del país "se acomodó" y la diferencia ahora se hace con rindes más bajos, sostuvo María Inés Rovella, de El Sauzal Agronegocios.

Agricultura 19 de Agosto de 2016

Hacer soja en el este vuelve a tener un potencial de rentabilidad

La estructura de costos para la soja en el este del país "se acomodó" y la diferencia ahora se hace con rindes más bajos, sostuvo María Inés Rovella, de El Sauzal Agronegocios.

Montevideo/TodoElCampo –   En relación al estado de los verdeos, Rovella señaló que luego de los excesos de lluvia de los meses de abril y julio, en este mes se produjo una “ventana” para ingresar a los predios y aplicar urea. Señaló que la respuesta a las aplicaciones que se realizaron de manera temprana es buena. Algo sustancial, estimó, ya que previo a su aplicación, debido a las precipitaciones, los predios se apretaron y lavaron. Explicó que el suelo en el este del país tiene gran porcentaje de arcilla y limo, convirtiéndolo en un terreno poco consistente. Entonces, con poco sol y mucha agua, los perfiles se lavaron y se estratificó la tierra, por lo que las raíces no pudieron explorar y ello derivó en campos amarillentos.

Asimismo, como anticipó Rovella, hubo buena respuesta por parte de los productores, ayudada por la relación de precios, y la fertilización con nitrógeno fue positiva. Ello se nota entre los productores que salen del invierno con una disponibilidad de materia seca muy superior al que no la hizo.

No obstante, hubo una gran limitante y esa fue la fecha de la implantación de verdeos, la cual comenzó recién en mayo. Entonces, todo aquellos que se hizo posterior a la soja, se efectuó tarde y perdió mucha población. En esos casos, la especialista dijo que no se recomienda el uso de nitrógeno, ya que la población es escasa y la respuesta no será suficiente.

Por el contrario, en los casos en que tenían praderas de segundo y tercer año, donde es muy fuerte la fertilización, se vio “una respuesta impresionante, incluso haciendo la segunda fertilización de nitrógeno”, dijo.

CULTIVOS DE INVIERNO

En el este, sin contar a las grandes empresas, no se hizo mucho cultivo de inverno, pero los pocos que se realizaron se ven bien. “Han tenido muy buena dosis de urea y mucha fertilizaciones. Se han implantado muy bien porque se han sembrado en fecha”, dijo, pero aclaró que el problema, “quizás”, sean las heladas que lo toman con las espigas afuera.

Argumentó que ello se debe a una simple comparación que hacen los productores; donde se preguntan qué puede ser más beneficioso, si hacer trigo sin saber  valor bi calidad y que puede comprometer la soja de segunda; con hacer un verdeo y obtener rentabilidad en kilogramos de carne si se tiene una explotación ganadera.

SOJA: UN NEGOCIO INTERESANTE EN EL FUTURO

Para Rovella, la soja se presenta como un negocio interesante hacia el futuro en el este del país. Si bien los productores redujeron el área de este cultivo, ello fue producto de tres años con golpes a la producción, con excesos hídricos y sequías alternados. Sin embargo, cuando observan la oleaginosa en el sistema, se convencen de que amerita hacerla.

Apuntó que la mayoría de los predios que aún utilizan soja, la desarrollan dos años en un 10 % o 15 % del área en el sistema de producción, y luego la rotan con un puente verde donde se logran 150 kilogramos de carne fácil, con pastoreo y urea. En el cálculo de Rovella, sin soja el sistema dura tres años, mientras que con ella, siempre y cuando esté bien hecha y con buena producción de carne, dura cinco años.

En la actualidad, la estructura de la producción de la misma señala que con 1.200 kilogramos se logra el equilibrio necesario. Se trata de pocos kilogramos y, cuando se es dueño de la tierra, los beneficios son aún mayores. Pero -indicó la especialista-  en el este la figura del arrendatario ya no se encuentra.

Insistió en que no es un asunto de que la región no sirva para la agricultura, sino que se encuentra condicionada por un tema de flete y por el manejo ganadero. “Si uno se posiciona en el litoral, ve que no tienen alternativa y tienen que hacer soja, soja, y soja. Acá está todo para hacer. Hay praderas, ganado y una rotación. El sistema está todo para explotar. Tuvimos tres años horribles que condicionaron, pero no quiere decir que el negocio sea malo”.

Recordó que culturalmente se trata de una zona donde el cultivo colonizó los predios. En un principio, el arroz se instaló y a la hora de la siembra de praderas, se atrajo a la ganadería. “Hoy las praderas están gracias a la agricultura de secano. Entonces, hay un dinamismo para explotar, impresionante. Lo que sucede es que tiene que haber un poco de equilibrio para que se saque el miedo y compartir riesgos con el potencial arrendatario o productor”, finalizó.

Para conocer más sobre El Sauzal, ingresar a www.elsauzalagronegocios.com

Producción: Estela Apollonio.

Redacción: Damián Musso Sosa.

Compartir en: