23 de Octubre de 2017
Máx. Min.
Lechería 14 de Junio de 2016

Gestionando el pasto, tambos pueden obtener mejoras de hasta 50 %

El director Nacional del Programa de Lechería del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), habló de forraje, suplementación, genética y del orgullo de los tamberos nacionales

Lechería 14 de Junio de 2016

Gestionando el pasto, tambos pueden obtener mejoras de hasta 50 %

El director Nacional del Programa de Lechería del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), habló de forraje, suplementación, genética y del orgullo de los tamberos nacionales

Paysandú / TodoElCampo-El director Nacional del Programa de Lechería de INIA, Santiago Fariña, dialogó con TodoElCampo luego de su exposición Desafíos actuales y futuros para los sistemas productivos de Uruguay, durante las XLIV Jornadas Uruguayas de Buiatría en la ciudad de Paysandú, organizadas por el Centro Médico Veterinario de dicho departamento la semana pasada.

Cuando llegó a trabajar al país, el investigador argentino se encontró con un “contexto coyuntural difícil”, dijo. Un momento donde los precios están a la baja, y eso “nos hace ver todo negro”.

Fariña, que cuenta con experiencia en el trabajo de investigación junto a productores en Australia, donde hizo su maestría, y en Argentina, dijo ver en Uruguay una gran capacidad de diálogo y relación entre productores, instituciones relacionadas al sector, el Estado y la industria; lo cual es “muy bueno”, “yo creo que de esa manera se encuentran las soluciones mucho mejor”, aseguró.

Otro aspecto no menor, es la “cultura lechera”. El director Nacional manifestó que ella es difícil de medir, pero que se trata de una variable sumamente importante encontrarse con “generaciones que sienten orgullo por ser tamberos” y “chicos que se quieren dedicar a la lechería”. Eso, que aquí parece en cierta forma normal, se encuentra ausente en otros países de la región que cuentan con potencial productivo, pero no con productores.

DEBE RENDIR MÁS

Para Fariña, la gran deuda de Uruguay es la producción de pasto anual por hectárea; “tiene mucho por crecer”, indicó. Agregó que los productores nacionales lograron aprovechar las ventajas de un grano barato y con ello “aprendimos a llenar la vaca”. Según datos de Conaprole, en el país se cosechan cinco toneladas de pasturas anuales por hectárea, lo cual es “muy mejorable” dadas las condiciones de suelo y clima del país.

Es ahí, justamente, donde Fariña quiere hacer hincapié. Puntualizó que con tomas de decisiones como mejorar la gestión del pasto, se puede obtener un 50 % de mejoras de un año para el otro.

Para ello, se debe poner foco en la primavera. Si se tiene en cuenta el crecimiento y los remanentes, se puede lograr ajustar el pastoreo y la tasa de crecimiento. “Creo que eso es una gran oportunidad, porque tienen mucho margen en la mejora”, dijo.

Desde INIA se debe aportar desde la investigación; con más herramientas para la toma de decisiones, apuntó el director. “Básicamente, criterios. Hay sistemas muy simples que se deben adaptar al país”, indicó.

PRODUCTORES

“Los productores uruguayos son bastante profesionales, en el sentido que toman en cuenta y consideran al tambo como una empresa”, señaló. En los últimos 10 años –recordó- se profesionalizaron en el uso de concentrados y en el balance de las dietas, a través del entender mejor la fisiología de las vacas.

Entonces, ese mismo nivel “se debe alcanzar en pasto”, acotó. En ese sentido, reconoció que el país tiene identificado el sistema de producción que desea, por lo que sólo se debe reajustar para incorporar esa variable.

Consultado sobre posibles recomendaciones, aclaró que las diferencias entre empresas son muy grandes. Recordó que la tasa de crecimiento anual de la lechería en los últimos años es de 5 %, aunque existe un número importante de productores, el 20 %, que decreció al 4 %. Por el contrario, aquellos que más crecieron lo hicieron al ritmo del 13 % anual. Entonces, la dispersión es muy alta y no hay lugar para recomendaciones puntuales.

GENÉTICA

En cuanto al nivel de la genética uruguaya, manifestó que es “muy buena”, con un rodeo nacional de alto potencial. Sin embargo, también aclaró que se puede explotar aún más, con animales más balanceados entre producción, lo que hoy predomina, y fertilidad. Apuntó que en los últimos años ha aumentado la búsqueda de fertilidad, pero falta insistir en mejora sanitaria. 

Para futuro, y ya en referencia a la interna de INIA, Fariña trabaja en la ampliación del equipo en la dirección de Lechería, el cual es pequeño, sostuvo.

DATOS

Uruguay continúa entre los principales exportadores del mundo, con el 70 % de su producción volcada al mercado exterior. Además, junto a Nueva Zelanda, Australia y Argentina, es una de las pocas naciones que producen leche a partir de sistemas que incluyen el forraje de pastoreo directo como base de la dieta.

Según datos de la Red Internacional de Comparación Agrícola (IFCN, en sus siglas en inglés), Uruguay es junto con Chile, Paraguay Argentina, uno de los únicos países de Latinoamérica con más de 100 vacas promedio por tambo. Incluso los países lecheros de la mayor parte de África, Asia y Europa tienen sistemas en promedio por debajo de esa escala.

Producción: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa 

Compartir en: