17 de Agosto de 2017
Máx. Min.
Actualidad 19 de Febrero de 2013

Febrero amargo

Sergio Abreu: "Los 'demócratas' al estilo febrero 1973 van contra la Suprema Corte de Justicia, la ocupan, insultan, tratan de evitar una ceremonia protocolar de estilo y se enfrentan con la Policía que trata de restaurar el orden".

Actualidad 19 de Febrero de 2013

Febrero amargo

Sergio Abreu: "Los 'demócratas' al estilo febrero 1973 van contra la Suprema Corte de Justicia, la ocupan, insultan, tratan de evitar una ceremonia protocolar de estilo y se enfrentan con la Policía que trata de restaurar el orden".

Sergio Abreu/Todoelcampo – En 1973, en febrero, nadie creía seriamente que íbamos hacia un Golpe de Estado, ¡ni siquiera los tupamaros!, pero una escalada de hechos pavimentaron el 27 de junio de 1973.

En este otro febrero de  2013 (40 años después) comenzamos a recorrer el mismo camino. La Constitución, dijera Mujica, "es un chicle". Se interpreta a su antojo y los que discrepan "que se la banquen".

Pero no contaba con la Justicia que comenzó a declarar inconstitucionales leyes que el Frente Amplio votó a sabiendas de sus vicios pero que no le importó.

El Icir ha sido declarado inconstitucional, se dispuso el traslado de una jueza que muchos creían funcional a determinados sectores defensores de los "izquierdos humanos", se vislumbra la inconstitucionalidad de la Ley de caducidad, y así se crea una incertidumbre de un Poder del Estado que actúa con la independencia que le dicta la Constitución. 

Los "demócratas" al estilo febrero 1973 van contra la Suprema Corte de Justicia, la ocupan, insultan, tratan de evitar una ceremonia protocolar de estilo y se enfrentan con la Policía que trata de restaurar el orden.

El presidente Mujica preocupado por este acto de violencia recurre a una calificación estética: “que feo lo que sucedió".

Mientras tanto el senador Enrique Rubio quiere convocar a la Suprema Corte de Justicia para que explique el traslado de una jueza en un claro intento de presionar a la SCJ en forma inconstitucional.

Ni una palabra, ni una condena sobre lo sucedido en la Suprema Corte de Justicia. Y menos sobre la decisión de la Corte de pasar a la justicia penal los antecedentes de esta moderna versión del febrero amargo de 1973.

¿El presidente de la República y el Frente Amplio no saben que en lugar de reformar la Constitución tienen que cumplirla? Y no lo hace adrede, porque no cree en ella, porque así le llenan el ojo a la población, a los intendentes y a sus legisladores que han decidido vivir en este nuevo febrero amargo. 

¿Qué hace la oposición o por lo menos este senador?

Habla donde le den espacio, llama a sala a los ministros (único recurso disponible), publica sus opiniones y lucha en todo lugar por la institucionalidad, los derechos de todos, y sobre todo por la libertad que está siendo sutilmente acotada por el gobierno en las comunicaciones y a través de un aparato infernal de propaganda oficial con costos de cientos de millones de dólares.

Es tiempo de despertar la conciencia cívica, la presencia de cada ciudadano en sus ámbitos para hacer oír su voz, y respaldar a los que aislados por los aparatos de poder tratan de que el febrero no derive en junio del 73; con otro ropaje (de cuño caribeño) pero con la misma intención de restringir las libertades y manipular la Justicia.

Piensen....nos estamos argentinizando!!!

Compartir en: