25 de abril de 2017
Máx. Min.
Actualidad 23 de julio de 2016

Famoso boxeador argentino ahora pelea contra las inundaciones en Córdoba

El boxeo simplemente fue un amor fugaz que lo ayudó a conocer el estrellato, pero sus raíces siempre estuvieron afincadas a la vida agraria.

Córdoba, Argentina/TodoElCampo – En los años 80 su nombre recorrió los ring y se convirtió en un ícono del boxeo. Los guantes colgados son la prueba de que ya no pisa la lona que pero su vida enfrenta otras batallas. El combatiente no baja los brazos y enfrenta las inundaciones de Córdoba en donde se instaló convirtiéndose en productor agropecuario. Uno de los boxeadores más importantes de los 80 contó la difícil situación que soporta en el este de la provincia. “Un diluvio transforma a los campos en lagunas”, dijo, “están desapareciendo pueblos”, agregó.

Se trata de Juan Domingo Martillo Roldán, reconocido y recordado por los amantes del boxeo, hoy es la voz de los inundados en Córdoba

Martillo Roldán fue entrevistado por el portal Infobae donde expresó y compartió sus angustias.

El boxeo simplemente fue un amor fugaz que lo ayudó a conocer el estrellato, pero sus raíces siempre estuvieron afincadas a la vida agraria, afirma el citado portal noticioso al cual el deportista dijo con cierta nostalgia que desde que nació tiene sangre de campo.

Pero su condición de productor lo puso nuevamente en la palestra pública. Golpeado por las inundaciones se convirtió en la cara visible de muchos ciudadanos que deben soportar como nunca antes las inundaciones y la suba de las napas, que tienen en jaque a la región.

“Esto empezó hace dos años. Teníamos el agua de las napa a 14 metros y ahora está a 20 centímetros. Cada vez que cae una llovizna, se inunda todo. Están desapareciendo pueblos", dijo Martillo Roldán.

“Es la primera vez que hay una situación tan grave. Esto puede generar que desaparezcan pueblos. Bauer y Siguel (pueblo a 20 minutos de Freyre) va a desaparecer. Y cada vez se va más el agua para Coronel Fraga", sentenció con amplio conocimiento del este cordobés que convive con este penoso presente.

Infobae aclara que el predio del ex boxeador es un campo de 80 hectáreas cercano al cementerio que por ahora no sufre las peores consecuencias por encontrarse en la zona alta. Pero Roldán igualmente aseguró que “en el corto plazo se va a agravar la situación. Viene un diluvio y el campo que vale una fortuna pasa a valer nada. Se convierte en una laguna. Se desalquilaron muchos campos porque de un momento a otro son lagunas”.

El periodista de Infobae observa que Roldán habla “con la parsimonia de un hombre campo”, pero se le nota “el dolor a cuestas”.

Relata el ahora productor de 59 años: “No puedo ni llegar a veces a mi campo porque los caminos están llenos de agua. Yo me pongo las botas y camino por el barro". "No esperaba vivir algo así", se lamentó. "No sabemos de dónde viene el agua", agregó y recordó que se perdieron miles de kilos de cosecha de trigo y soja.

"El campo es mi vida", aseguró.

Martillo Roldán libró su última pelea en el ring en 1988, pero la vida le ha puesto otros rivales, muchos más fuertes, y a pesar de esa fortaleza sigue dando pelea, se desanima pero lucha, es un hombre que siente la pelea como parte de sí.

En la siguiente foto se va a Martillo en su última pelea, contra el norteamericano Michael Nunn

(Ambas fotos de Infobae).

Compartir en: