19 de Noviembre de 2017
Máx. Min.
Ovinos 21 de Junio de 2016

Explotación intensiva en ovinos gana adherentes entre pequeños productores del Sur

El sistema implementado por INIA entusiasma por los buenos resultados que logran los primeros productores en incorporarse, dijo Andrés Ganzábal, en la jornada realizada en Las Brujas

Ovinos 21 de Junio de 2016

Explotación intensiva en ovinos gana adherentes entre pequeños productores del Sur

El sistema implementado por INIA entusiasma por los buenos resultados que logran los primeros productores en incorporarse, dijo Andrés Ganzábal, en la jornada realizada en Las Brujas

Montevideo / TodoElCampo- El Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) realizó una nueva jornada de Tecnologías y Estrategias de Desarrollo para la Producción Ovina en Pequeña Escala, el pasado viernes en la Estación Las Brujas.

En diálogo con TodoElCampo, el investigador sobre alimentación, genética y mejoramiento animal de ese centro de investigación, Andrés Ganzábal, señaló que esta forma diferentes de producir ovejas “tiene muchos adeptos” y “despierta mucho interés”. Y eso no tiene otra explicación que los buenos resultados que logran los primeros productores en incorporarse, subrayó.

“Estoy convencido que los investigadores podemos generar tecnología para llegar a un núcleo muy reducido de productores, pero después la difusión masiva la hacen los propios productores; con su ejemplo, en el habla con los vecinos y en la muestra de los vecinos lo que hacen”, agregó.

Manifestó que es una actividad adecuada para aquellas personas que desean ingresar en el sector agropecuario o quieren incursionar en el ovino, ya que es una explotación intensiva y de rápido resultado.

MILCHSCHAF, LA RAZA IDONEA

Ganzábal sostuvo que Milchschaf es la raza predominante producto que el sistema necesita fundamentalmente de tres cosas: precocidad sexual, para no tener categorías improductivas; partos múltiples, para que una oveja pueda darnos dos o tres corderos al año; y habilidad materna para tener tasas maternas muy altas. Es un animal moderno, adaptado a los escenarios comerciales actuales, con la producción de corderos de muy buena calidad.

Después está todo el entorno; de la producción de pasturas, de la suplementación, como también las estrategias de desarrollo.

El especialista insistió que “no es encasillarse en una raza”, sino que es la propuesta tecnológica la que la demanda por sus propias características. Si bien la propuesta está abierta a cualquier material genético, desde INIA se recomienda la Milchschaf. Luego el productor, según sus condiciones y particularidades, usa lo que desee, aclaró.

Todo ello se volvió clave para la multiplicación de productores que se observan en el departamento de Canelones, por ejemplo, donde el ovino convive con la horticultura.

Dijo que los planes de desarrollo se han convertido en herramientas esenciales para lograr los objetivos, que el sistema productivo parece no tener techo, y enfatizó en la posibilidad de aumentar el número de productores.

Producción: Estela Apollonio                            

Redacción: Damián Musso Sosa

 

Compartir en: