24 de abril de 2017
Máx. Min.
Lechería 16 de marzo de 2016

Es el momento de seleccionar los toros para el próximo servicio

Generalmente relegada para atender las urgencias del momento, la elección del semen a utilizar la realizamos sin dedicarle el tiempo y entendimiento que mere.

Montevideo/Correo Lechero/TodoElCampo* – La selección de toros/semen no es una decisión de impacto en el corto plazo, el efecto que tiene sobre la eficiencia productiva futura del rodeo es muy alto. Generalmente relegada para atender las urgencias del momento, la elección del semen a utilizar la realizamos sin dedicarle el tiempo y entendimiento que merece. Utilizar buenos padres es una de las vías más rápidas y económicas para conformar un rodeo con el tipo de vacas que buscamos “las más rentables”. En este momento del año, es cuando debemos poner atención al tema y seleccionar los toros que más nos convienen para el servicio próximo.

SELECCIÓN DE TOROS. CONSIDERACIONES A TENER EN CUENTA

1. El primer paso es tener claro el modelo de producción al que apuntamos. Si bien en Uruguay el sistema ampliamente predominante es pastoril con suplementación y parición continúa, existen diferentes modelos. Para ser más gráficos vayamos a los extremos, un modelo que apunta a trabajar con muy altas cargas, vacas más chicas, con baja producción individual pero altos sólidos, y otro que trabaja con menor carga, vacas más grandes, con mayor producción individual, y menor contenido de sólidos. Por caminos diferentes todos apuntan a lo mismo: “maximizar la producción de sólidos por há”. Entre ambos extremos tenemos muchos gradientes diferentes, entre los cuales encontramos empresas más o menos exitosas. La buena performance Productiva y económica depende más de la gestión del modelo que la elección del modelo en sí mismo. Pero es importante, no quedarse en el camino del medio, es decir tener claro las metas y objetivos planteados y en función de ello ir “construyendo nuestro rodeo más eficiente”.

2. Analizar los toros siempre pensando en el tipo de vacas que queremos tener en nuestro rodeo.

3. Priorizar las características por su impacto económico en el tambo. En este sentido debemos buscar:

- maximizar sólidos, sobre todo proteína. Buscar toros con altos niveles de producción de sólidos en kg, y en un segundo término que no sean negativos en %.

- TAMAÑO CORPORAL. Animales grandes no son recomendables para un sistema pastoril como el nuestro. Buscar tamaño moderado (peso adulto 550-580 kg). Por el contrario, animales demasiado chicos presentan menores niveles de eficiencia de conversión debido a una mayor proporción de nutrientes destinados a gastos de mantenimiento. Lo cual es una limitante importante para nuestros niveles de suplementación habituales (250-400 gramos de concentrado por litro).

- FACILIDAD DE PARTO. Esta es una variable importante a considerar, sobre todo en aquellostoros para ser utilizados con vaquillonas. Pero es importante señalar que esta característica también es trasmitida a sus hijas, lo cual definirá la facilidad de parto de nuestras vacas en el rodeo futuro.

- UBRE. Con la información disponible debemos descartar animales con defectos importantes de ubre, sobre todo ubres poco profundas, angostas, o con ligamiento medio débil.

- REPRODUCCIÓN. Según el lugar de origen y evaluación se presentan distintos indicadores reproductivos (ej. días abiertos). Es importante aclarar que estas características interactúan fuertemente con el sistema de producción y su heredabilidad es baja. Por lo tanto la mejora del desempeño reproductivo a través de la selección genética es lenta.

- PATAS. Si bien esta es una característica altamente heredable, es importante recordar que la mayoría de los problemas de patas en los tambos se deben a causas “ambientales” y no genéticas (caminos en mal estado, largas caminatas, pisos de hormigón en mal estado, tropeadas apuradas, etc.). Por ello la importancia relativa en la selección la colocamos al final, pero en la medida que podamos debemos evitar toros que transmitan conformación negativa para la locomoción (patas o pezuñas).

- LONGEVIDAD. Esta característica interactúa fuertemente con el sistema, por lo cual si bien es importante considerarla debemos relativizar su relevancia en el proceso de selección.

- SEMEN SEXADO. Su utilización en vaquillonas es una buena oportunidad para aumentar la disponibilidad de reemplazos.

(*) Artículo original de Conaprole. Correo Lechero N° 199/Marzo 2016.

Compartir en: