20 de Agosto de 2017
Máx. Min.
Actualidad 19 de Junio de 2015

Entre certezas y coyunturas

Montevideo. El precio del gasoil repercute en los fletes y las barreras arancelarias dependen de convenios políticos. Esas, como otras, son realidades, y no están en manos de la producción.

Actualidad 19 de Junio de 2015

Entre certezas y coyunturas

Montevideo. El precio del gasoil repercute en los fletes y las barreras arancelarias dependen de convenios políticos. Esas, como otras, son realidades, y no están en manos de la producción.

Montevideo-Horacio Jaume/TodoElCampo – La competitividad es un tema que cada vez suena más fuerte, no porque el término se haya puesto de moda, sino por las dificultades que se presentan al no poder competir con nuestros productos en el exterior.

La quesería artesanal, la ganadería y la agricultura son algunos de los ejemplos de esta realidad. El último martes la Asociación de Cultivadores de Arroz (Aca) convocó en la Cámara Mercantil de Productos del País a un seminario en el cual se pretendió analizar el cultivo y ver cuáles son las fortalezas y debilidades que éste presenta.

Los convocados a dicha reunión fueron el Ministerio de Economía, la Corporación para el Desarrollo, la Cancillería e Inia entre otros.

El encuentro se puede perfectamente dividir en dos partes: La primera trata el comportamiento del arroz en nuestros campos, cómo incidió en algunos lugares como por ejemplo Rincón de Ramírez y que hay, hoy por hoy, unas 800 represas para el riego.

El arroz ha creado una cultura muy especial, se exporta el 95 % de su producción y cuenta con un sistema de comercialización dónde actúan todos los involucrados.

Con la experiencia adquirida con el tiempo, todos saben las responsabilidades que tiene cada uno.

Esto determina que Uruguay tenga un producto de primer nivel que compite con los mejores del mundo, de excelente calidad y que obtiene los mejores rendimientos de producción.

Sin embargo, resulta que tiene tremendas dificultades. Nadie le escapa a sus responsabilidades pero lisa y llanamente las cuentas no dan.

En segundo plano, el que habló fue el contador Álvaro García, presidente de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (Opp) que informó sobre una comisión interministerial que está estudiando todos los temas en conjunto y todos aportan de acuerdo a su idoneidad. Informó que esto está en marcha, que se encuentra dentro del programa del FA pero que la velocidad no es mucha.

Cancillería opinó que prácticamente sus diplomáticos tenían que ser agentes comerciales.

Finalmente el ministro Tabaré Aguerre cerró el acto; el ministro preguntó o se preguntó si lo que estamos viviendo son certezas o problemas coyunturales.

Creo que lo primero que habría que preguntarle al ministro es si él lo pregunta o  también se lo pregunta, porque en una cadena de producción tan bien armada, todos deben responder.

En el caso particular del arroz, se está pagando además una vieja cuenta que el gobierno no ha querido mirar, el cultivo viene con problemas desde hace unos años y se lo ha ignorado.

El arroz no tuvo los precios de la soja por lo tanto hace rato que está con la luz amarilla.

No dudo de las buenas intenciones de esta nueva administración del Dr. Tabaré Vázquez, pero creo que las respuestas a las certezas o coyunturas tienen una importancia tal como preguntarse si el arroz debe existir o no; más teniendo en cuenta  los pergaminos que él presenta.

Se podrá discutir o analizar si las variedades que plantamos son las que corresponden, o si el paquete tecnológico es el apropiado, además tenemos que tener en cuenta que  nuestros competidores subsidian sus producciones y no es por errores de producción sino por otros que no somos rentables. El precio del gasoil repercute en los fletes y las barreras arancelarias dependen de convenios políticos.

Estas son las realidades, y no están en manos de la producción.

Estos últimos años hemos asistido a distintos momentos de esta discusión en el cultivo del arroz, una de ellas fue en La Charqueada en un inicio de lanzamiento de cosecha donde el contador Danilo Astori, ministro de Economía de la primera administración Vázquez, marcó sus diferencias con el señor José Mujica, ministro de Ganadería de la época. En ese momento las diferencias se centraban en el valor que debía tener el dólar.

En otra inauguración pero en la chacra de los hermanos Ferrés, Mujica, ya presidente aconsejó a los productores que formaran una cooperativa para obtener mejores valores. Mientras todo esto sucedía, la situación se deterioraba. Esas cuentas se pagan y como alternativa el ministro Aguerre dijo que se debía comprar tiempo para ver por dónde saca la cabeza el pato.

El arrocero es un productor muy sufrido, se caracteriza por ser innovador y creativo y ha sabido  "camperear" momentos difíciles. Esperemos que esto no haga declinar su espíritu y capacidad que los caracteriza.

(Foto del Twitter de Cipa Cebollati @CipaCebollati ).

Compartir en: